Molestias del embarazo próximas al parto

molestias-ambarazada-cama
El embarazo transcurre a lo largo de nueve meses en los cuales, la mujer sufre muchos cambios, tanto físicos como emocionales. Pero en general, incluso aquellas que han tenido un embarazo más positivo y cómodo empiezan a notar ciertas molestias con la proximidad del momento del parto.

Por ejemplo, es habitual que la mujer empiece a sentir una mayor sensibilidad en los pechos, concretamente en los pezones, ya que empiezan a prepararse para amamantar al bebé. También es habitual que el pecho aumente de tamaño un poco antes del parto y bastante más después. Por lo tanto, el pecho se muestra más sensible al tacto. Este tipo de malestar se nota especialmente, en las madres primerizas.

En la recta final del embarazo también es habitual que sufras la incomodidad de tener que ir urgentemente al baño. Una incomodidad que todavía es más molesta por la noche ya que con el aumento de peso, te cuesta tomar la postura adecuada en la cama. Pero es que además, muchas mujeres pasan la noche en vela al sufrir insomnio. En este caso, el mejor modo de afrontar esta alteración del sueño es saber que se trata de una situación temporal del organismo. Es decir, después de dar a luz, la mujer vuelve poco a poco a la normalidad. Para que cojas la postura ideal en la cama es mejor que duermas de lado y que te apoyes en varias almohadas.

Por otra parte, en los dos últimos meses de embarazo, la mujer también puede mostrar ciertas molestias respiratorias al realizar ejercicio físico leve. Esta es una de las razones por las que en esta etapa es esencial apostar por la prudencia, tener una vida tranquila, evitar realizar esfuerzos, incluso, evitar hacer ciertas tareas de la casa.

Una de las molestias más comunes próximas al parto es la rectención de líquidos, intenta beber lo suficiente para mantenerte hidratada y que así te ayude a eliminar el exceso de líquido acumulado en las piernas que a su vez se ve favorecido por el amuento de peso. Y cuando estés tranquilamente descansando en casa intenta mantener las piernas en alto para bajar la hinchazón. Si tu pareja está contigo, por qué no, proponle que te de un buen masaje en los pies y las piernas, es ideal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here