¡No tengo antojos! ¿Es normal?

¡No tengo antojos! ¿Es normal?

Puede que estés embarazada ya de 5 meses y no tengas antojos. ¿Es normal?

Los antojos, según los especialistas, se deben a los cambios hormonales que se producen en el embarazo, que provocan a su vez modificaciones en el gusto y en el olfato.

Los antojos relacionados con la comida, según algunos médicos (no todos), se deben a las necesidades nutritivas que en ese momento tiene el organismo de la mujer. Por ejemplo, si un día te apetece mucho una comida salada podría ser porque tu cuerpo precisa sodio. Sin embargo, no es “obligatorio” tener estas necesidades durante la gestación. Muchas mujeres pasan todo su embarazo sin saber qué es un antojo. Tan sano es tenerlo como no.

Te puede interesar

La importancia de conservar las células del cordón umbilical después del parto

El cordón umbilical ha cobrado en los últimos años una importancia crucial, porque se ha descubierto que la sangre que circula por su interior es rica en células madre, células capaces de autorrenovarse y...
Consejos para sobrellevar mejor el reposo en el embarazo

Consejos para sobrellevar mejor el reposo en el embarazo

Pueden surgir numerosos motivos por los que pasar el embarazo en reposo, lo más habitual es que ocurra por riesgo de parto prematuro, por ser un embarazo múltiple o porque haya surgido alguna complicación...

6 consejos para combatir el dolor de estómago durante el embarazo

Muchas mujeres se quejan a menudo del problema de dolor de estómago cuando están embarazadas. Esta condición es bastante común al principio del embarazo y a veces incluso puede continuar durante los nueves meses.Estos...
kit de supervivencia durante el embarazo

Kit de supervivencia durante el embarazo

Cómo quedar embarazada no hace falta que lo expliquemos, ya conocemos bien el modus operandi ¿Verdad? Pero una vez que tu bebé decide instalarse en tu útero empieza otro tema completamente diferente. A lo...

Por qué esperar a dar la noticia de un embarazo

Un embarazo es una noticia muy deseada que implica una gran alegría para los padres, especialmente, para aquellos que de verdad estaban buscando el bebé. Sin embargo, se debe tener un poco de paciencia...