Inicio Blog Página 3

Cómo evitar la gripe en el embarazo

como evitar la gripe en el embarazo

Las mujeres embarazadas son un blanco fácil para los indeseados virus de la gripe, al igual que los niños y ancianos. Tener la gripe en el embarazo podría aumentar el riesgo de complicaciones en caso de que la gripe se agrave, por eso es importante intentar evitarla. ¿Hay tratamiento para la gripe que pueda tomar estando embarazada? ¿Puedo vacunarme? Hoy te respondemos a todo lo que debes saber.

Fiebre, dolores de cabeza, escalofrío, malestar en todo el cuerpo… son algunos de los síntomas de la gripe. Esta infección respiratoria altamente contagiosa generalmente desaparece unos días después de manifestarse con sus primeros síntomas, pero hay personas que pueden llegar a sufrirla más y tener alguna complicación grave. Este es el caso de niños, ancianos y mujeres embarazadas, por lo que su riesgo de hospitalización se multiplica. La buena noticia es que la gripe no afecta negativamente al feto, excepto en caso de fiebre alta, que podría provocar contracciones y, por tanto, un parto prematuro.

Cómo tratar la gripe en el embarazo

Tan pronto como aparezcan los primeros síntomas (fiebre, dolor de cabeza, escalofríos…) debes consultar con tu médico para que compruebe si se trata de la gripe o no. Si se confirma el diagnóstico probablemente el médico te recetará un antibiótico para evitar complicaciones graves.

La vacuna, la mejor manera de prevenir la gripe en mujeres embarazadas

La mejor manera de evitar la gripe durante el embarazo sigue siendo la vacuna. Se recomienda que todas las mujeres embarazadas se vacunen, independientemente del trimestre de embarazo. No te preocupes, es inofensivo para el feto, incluso protegería al bebé hasta los 6 meses, gracias a los anticuerpos maternos que cruzan la placenta. El cuerpo estará protegido contra el virus unos 15 días después de la vacunación. La vacuna puede ser recetada por un médico, un ginecólogo o una partera desde principios de octubre. Es mejor no esperar hasta el comienzo de la epidemia para vacunarse.

Buenos hábitos para prevenir la gripe durante el embarazo

La vacunación es el primer paso para protegerse contra la gripe, pero también debes recurrir a algunas medidas de higiene que te ayudarán a reducir el riesgo de contagio. En tiempos de epidemia de gripe, sigue estos consejos:

– Lávate las manos regularmente (antes de preparar la comida, después de sonarte la nariz, después de estornudar o toser con la mano en frente de la boca, después de ir al baño…)

– Cúbrete la boca cuando tosas o estornudes con pañuelos desechables y tíralos inmediatamente a la basura después del uso.

– Evita el contacto directo con personas que estén enfermas, evita estrechar la mano o besar para saludar. Puedes incluso usar una máscarilla, esto no se hace mucho aquí pero en Japón es una práctica muy extendida y se hace con el fin de no contagiarse o contagiar a otros con virus.

Y tú ¿Tienes algún consejo para evitar la gripe durante el embarazo?

Cómo facilitar a tu hijo la llegada del hermanito

como facilitar a tu hijo a la llegada del hermanito

Si la llegada de un nuevo miembro a la familia vuelve locos a los padres, imagínate entonces lo que supone para el futuro hermanito o hermanita mayor, que hasta ahora tenía toda vuestra atención en exclusiva.

Las primeras semanas suelen ser bastante caóticas, toca ir conociendo al recién llegado e ir adaptándose a las nuevas rutinas. Como padres, hacemos todo lo posible para llevar una vida diaria normal, a pesar del cansancio. Poco a poco vamos construyendo ese nuevo equilibrio.

Para los niños este proceso es diferente, pues ellos no saben a lo que se enfrentan con la llegada de un hermanito o hermanita y habrán momentos de pura ternura y momentos de “mamá, no quiero a este hermanito, llévalo otra vez al hospital”. Sí, las frases como estas son reales pero no tienen maldad, simplemente a veces se les hace grande su nuevo rol y necesitan apoyo.

Hazle sentir seguro

Recuérdale a menudo que él o ella sigue ocupando un gran lugar en tu corazón, que tu amor se multiplica y que le quieres tanto como antes y de la misma forma quieres al recién llegado bebé, que ahora te necesita mucho porque es pequeño. Busca algún libro que podáis leer juntos sobre la llegada de un hermanito, eso le ayudará a entender mejor la situación.

Ayúdale a formar parte del evento

Es importante que tu hijo entienda que la llegada del hermanito es una decisión de los padres, que sois vosotros quienes habéis decidido aumentar la familia de la misma forma que lo decidisteis con él o ella. Déjale que colabore en la elección del nombre o en la decoración de la habitación del bebé pero dejándole claro que la decisión final es vuestra. De esta forma te evitarás que él o ella se sienta culpable de la situación y os pida “devolver al hermanito” o se sienta arrepentido de su llegada.

Puedes dejarle elegir algún detalle como una mantita o el dudu para la cuna. Para que lo entienda mejor puedes enseñarle fotos de cuando él aún no estaba, luego del embarazo y de su nacimiento, cuéntale cómo decidisteis todo y, por supuesto, cuando nazca el bebé déjale ser el primero en ir a verlo para que sienta la importancia que tiene dentro de la situación.

Ayúdale a expresarse

Escucha sus emociones porque se avecina una avalancha. Puede que lo exprese o puede que no, pero tendrá sentimientos contradictorios sobre compartir el amor y la atención de los padres. Ayúdale a expresar todo eso, los celos son normales y tiene derecho a sentirlos, lo importante es que debe respetar al bebé y no hacerle daño. No intentes forzar el vínculo, según vayan creciendo juntos crearán su propia historia. Cuando el pequeño le ría las gracias al mayor empezarán a llevarse mejor, ya verás.

Aumenta su autoestima

Puede que tu pequeño pierda algo de confianza al llegar el hermanito, pues ya no es un centro de atención y ha perdido la exclusividad. Como resultado puede tener sentimientos negativos hacia el bebé. Refuerza sus puntos positivos y dale un gran valor a lo que hace, agradécele cuando te ayude en alguna tarea con el bebé como por ejemplo traerte un pañal o entretenerle mientras lo bañas. Hazle sentir especial.

Tiempo de calidad

Siempre que puedas dedícale tiempo de calidad y en exclusiva. Será difícil encontrar esos ratitos sobre todo al principio que, aunque el bebé duerma a menudo, estarás cansada de pasar noches sin dormir bien. Intenta pedir ayuda y delega algunas tareas a otros para que tú puedas pasar al menos un ratito cada día a hacer alguna actividad con tu hijo o hija mayor.

¿Tienes algún consejo más para facilitar la llegada del hermanito? ¡Cuéntanoslo!

Ventajas y desventajas de estar embarazada en invierno o en verano

ventajas y desventajas de estar embarazada en invierno o en verano

Existe una gran diferencia entre pasar el embarazo en invierno que en verano, por supuesto no podemos elegir cuándo queremos que esto ocurra, pero vamos a divertirnos un poco viendo las ventajas y desventajas de estar embarazada en invierno o en verano.

Primer trimestre de embarazo

En verano

Las ventajas: En general, solemos tener vacaciones en la temporada de verano, lo cual es ideal para el cansancio de los primeros meses. Las barbacoas y comidas de verano pueden ser más compatibles con el embarazo mientras quieras ocultarlo, puedes tomar agua fresca o algún refresco en lugar de vino y puedes pedir que la carne esté bien hecha. Ten cuidado si se sirven verduras crudas o postres hechos con huevo crudo.

Las desventajas: aunque en el primer trimestre no crece mucho el vientre sí que podrás verte algo hinchada y se notará con ciertos vestidos y bikinis… Y tendrás calor, mucha calor. Las náuseas tampoco ayudan y te pueden impedir que disfrutes de esas barbacoas o comidas en familia de las que hablábamos por culpa de los olores.

En invierno

Las ventajas: Podrás disimular mejor ese vientre hinchado debajo de jerseis y abrigos. La temperatura no es un problema así que te sentirás algo más en forma que si estuvieras a 30 grados.

Las desventajas: si quieres ocultar tu embarazo será complicado porque probablemente te tocará lidiar con las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Con el paté, el salmón ahumado y el jamón serrano te será difícil buscar excusas para no comer. Si eres propensa a los cambios de humor debido a las hormonas, el clima y los días grises pueden empeorar un poco tu estado de ánimo…

Segundo trimestre de embarazo

Esta etapa del embarazo suele ser la más fácil, el vientre aún no es muy grande como para molestar, seguramente ya lo habrás anunciado así que no necesitas esconder nada y las típicas molestias del inicio van desapareciendo. Tanto si esta etapa te pilla en verano como si es invierno más o menos será igual. Quizá en primavera es cuando mejor se lleve porque puedes salir y pasear sin pasar mucha calor.

Tercer trimestre de embarazo

Empecemos por la ropa

Ventajas: En invierno tienes la ventaja de que, si tienes frío, te pones una prenda más y listo. Va bien para esconder un poco la retención de líquidos y además irás estupenda: prueba a usar pantalones de embarazo con botas y jerseis o vestidos, irás cómoda y guapísima. A lo mejor pillas las rebajas después del parto y puedes darte algún capricho, lo mismo si te pilla al final del verano. La gran ventaja del verano es que puedes ponerte vestidos amplios y frescos con los que estarás cómoda.

Desventajas: Durante el invierno es posible que tengas problemas para ponerte zapatos cerrados, es normal que los pies se hinchen y necesites una talla más de la habitual… Si te toca pasar esta etapa en verano es posible que lo pases mal con la calor, se suelen tener bochornos y, aunque te vistas con ropa fresca, será difícil de soportar. Otra desventaja es la necesidad de estar depilada, que se une a la dificultad de depilarte a causa de tu gran vientre y se forma una catástrofe en todo lo que es la zona íntima o las piernas. Acude a un centro de estética, será más fácil.

En cuanto a las molestias del tercer trimestre

En invierno

Ventajas: a la hora de dormir es más fácil cuando hace frío y te acurrucas con la manta. Si te duelen las articulaciones puedes aplicarte agua caliente o utilizar una bolsa de calor sin sentir que te derrites.

Desventajas: si eres de naturaleza ansiosa y vives en una zona en la que nieva probablemente te sentirás nerviosa pensando en que pueda llegar el día del parto en uno de esos días en los que es difícil circular a causa de la nieve. El clima frío y la pesadez que te provoca el enorme vientre te pueden quitar las ganas de salir a dar un paseo (que sería ideal para facilitar el parto).

En verano

Ventajas: el buen tiempo siempre te da un empujoncito al estado de ánimo, además la alimentación es más ligera y eso te ayudará a evitar kilitos de más, aprovecha esa gran variedad de fruta que tenemos en verano. Si tienes un hijo mayor podrás buscar un lugar donde sentarte al fresco mientras él juega.

Desventajas: ¡la calor!. Ya de por sí es pesada pero si además te sientes en modo ballena y te cuesta moverte se hace más pesada aún. Para soportar la calor deberás beber mucha agua y eso te provocará la necesidad de ir a orinar cada 2 minutos. Es un bucle.

Y vosotras ¿En qué etapa del embarazo os encontráis ahora?

Mudarse embarazada. Precauciones que debes tener en cuenta

mudarse embarazada precauciones que debes tener en cuenta

Cuando llega un bebé es inevitable pensar dónde os vais a meter todos. A menudo nuestro nidito de amor está hecho solo para dos y, cuando la familia crece, nos damos cuenta de que falta espacio para darle la bienvenida al nuevo miembro. La única solución es mudarse y, mover la barrigota no es fácil, deberás tener cuidado de tí misma y de tu bebé para que no tengáis problemas o riesgos para vuestra salud.

Mudarse embarazada, precauciones que debes tener en cuenta

Si es posible, es mejor anticipar o atrasar la mudanza. Pero si no tienes otra opción, lo primero que debes hacer es hablar con tu médico sobre lo que puedes hacer o no, porque mudarse entra en la misma categoría de esfuerzo que el deporte o cualquier actividad física intensa. Cada embarazo es un mundo, algunas mujeres trabajan intensamente o hacen deporte hasta el final del embarazo, otras en cambio necesitan darse una pausa en estas actividades. La clave está en escucharte a ti misma y conocer tus límites. Además, es esencial evitar:

  • Cargar cajas de cartón u otros objetos pesados.
  • Agacharte y levantarte repetidamente para preparar (o deshacer) cajas. Especialmente si estás por debajo de las 37 semanas de embarazo. Es solo después de este término cuando podrás dar a luz sin que el bebé se considere prematuro, así que es mejor evitarlo.
  • Hacer trayectos largos en coche. El simple hecho de estar en el camión en movimiento puede cansarte y exponerte a temblores continuos que podrían desencadenar el parto.

Conclusión: lo mejor sería no participar en absoluto en la mudanza. O bueno, puedes ir dándoles indicaciones de dónde colocar todo mientras te tomas una infusión calentita, mucho mejor ¿no?.

Si te mudas con el embarazo ya avanzado

Es bastante probable que el síndrome del nido se apodere de ti, tendrás ganas de organizar todo, de limpiar y recolocar a tu gusto para preparar la llegada de tu bebé y que todo sea perfecto. En ese caso poco podemos decirte, aunque te amarren a una silla serás capaz de ponerte a hacer cosas con el pie (el síndrome del nido es muy fuerte, de verdad). Lo que sí te podemos aconsejar es que hagas caso a las indicaciones de tu médico y que evites exponerte demasiado a productos químicos como la pintura o los productos de limpieza. Date un descanso de vez en cuando y no te fuerces a continuar si ves que ya no puedes más.

Si te mudas al inicio del embarazo

Es una etapa delicada en la que existen mucho riesgos de aborto, así que aunque no tengas un vientre enorme que te impida moverte, te será difícil hacerlo todo. Lo más habitual al inicio del embarazo es que tengas náuseas y mucho sueño, si aún así quieres colaborar en la mudanza o no te queda otra opción que hacerlo tu, adapta las tareas domésticas a tu estado.

Coloca las cajas encima del sofá o la mesa para que no tengas que agacharte mucho, puedes colocarlas sobre la cama y vas metiendo las cosas estando sentada. Empieza por lo menos pesado como la ropa por ejemplo, e intenta pedir ayuda para objetos pesados como la vajilla o los libros. También puedes contratar un servicio de mudanzas, tienen diferentes opciones e incluso podrán encargarse de preparar ellos todo. Aunque cueste más, seguro que es una gran ayuda.

Y vosotras mamás ¿Qué consejos tenéis?

Cómo cuidar tus pies durante el embarazo

Cómo cuidar tus pies durante el embarazo

Comienza el tercer trimestre y tienes problemas para verte los pies, así que ten cuidado… Afortunadamente, tenemos soluciones e ideas para evitar que te encuentres con pies dignos de una mujer de las cavernas cuando tengas a tu bebé.

Náuseas, posibles estrías, emociones multiplicadas… A menudo se habla sobre todo eso. Pero, ¿qué pasa con los pies hinchados, que no pueden ser mimados una vez que pasan ​​los primeros meses y que incluso tienes dificultad para vértelos? Aquí empieza el gran dilema del tercer trimestre ¿Cómo mantener los pies cuidados cuando casi no alcanzas ni a tocarlos? Reconócelo, es difícil cortarse las uñas.

Elige bien tu calzado

Empieza por elegir bien tus zapatos, olvídate de aquellos con suelas planas y los que superen un tacón de más de 4 cm. Las zapatillas de deporte están diseñadas para eso, para el deporte, ya que su forma encaja perfectamente en el arco del pie ¡Aprovecha para tomarte todo esto como una oportunidad para irte de compras! Es algo que te tocará hacer tarde o temprano ya que los pies se hinchan y puede que necesites una talla más de lo habitual. Recuerda usar cremas para piernas pesadas y medias de compresión si la temporada lo permite.

Hidrata tus pies

Porque la deshidratación de los pies provoca grietas y sensación molesta, por no hablar del mal aspecto. No es solo tu bonita cara la que merece una mascarilla reconfortante, tus pies ahora lo necesitan más que nunca. Cuando termines de ducharte sécate los pies y aplica crema hidratante en abundancia, ponte unos calcetines y deja que se absorba de 20 a 30 minutos. Tu pareja se sentirá (casi) a gusto la próxima vez que le toques con los pies en la cama.

Y de vez en cuando, exfólialos

¿Te resulta difícil usar la piedra pómez para eliminar la piel muerta de los pies sin acabar rodando hacia un lado?. La ley de la gravedad y tu falta de equilibrio en esta etapa no ayudan. La solución: reemplaza la piedra pómez por un exfoliador eléctrico, o mejor aún, con zapatillas exfoliantes. En este último caso, verifica que no estén contraindicadas durante el embarazo. Según la marca que elijas las recomendaciones no son las mismas.

Después de mantener tus pies en agua tibia durante 10 minutos (para ablandar la piel y los indeseados callos) colócate las zapatillas exfoliantes durante una media hora. Como no podrás caminar aprovecha para leer, ver la tele o simplemente relajarte. Termina tu tratamiento enjuagando con agua fría o como indique el fabricante de tus zapatillas exfoliantes. Consulta a un especialista antes de usarlas, algunas tienen principios activos que podrían ser tóxicos para el feto.

Y vosotras ¿Qué recomendaciones tenéis para el cuidado de los pies?

Perfiles de Instagram de interés durante el embarazo

Perfiles de Instagram de interés durante el embarazo

¿Usas Instagram? Probablemente sí y quizás te interesará conocer algunos perfiles que puedan ser de interés en este momento tan especial de tu vida. Como bien sabemos, la maternidad no es color de rosa y en las redes sociales podemos encontrar a muchas mamás que cuentan su experiencia tal cual, sin tapujos o con un toque de humor. Hoy te traigo 5 perfiles de instagram que no te puedes perder durante y después de tu embarazo.

1. @merymeli1

Empiezo con ella a pesar de que ya no está embarazada, pero sus fotos son preciosas y esos outfits que saca tanto para ella como para la peque son geniales, así que si queréis estar a la última siendo mamis tenéis que echarle un ojo y no perderla de vista.

2. @maternidadulce

Tiene un bebé de dos semanas y otro bebé de 20 meses, que como ella dice, ya va dejando de ser bebé… Su experiencia con bebés tan seguidos es muy interesante y de ahí podemos aprender muchas cosas sobre los cambios que se producen al tener un hermanito siendo el primero aún pequeño, cómo ir resolviendo situaciones y mil cosas más. Si estáis en un caso parecido os va a interesar mucho.

3. @albaycr

Mamá de una nena de preciosos ojos azules y la segunda está en camino ¡Cada vez le falta menos para tener a la hermanita en casa!. En su perfil comparte momentos de su día a día como mamá fit y esto nos puede ser muy útil. No os perdáis sus stories, en ellos comparte muchas cosas interesantes como, por ejemplo, recetas fit súper saludables. Ser mamá y llevar un estilo de vida saludable ¿Es compatible? ¡Claro que sí!

4. @maravillosamente_embarazada

Su perfil está súper cuidado, las fotos son preciosas y además nos da información muy interesante. Un punto muy bueno es su honestidad a la hora de dar opinión sobre los productos que prueba ¡y eso nos viene genial para decidir las compras del bebé! Y las nuestras… Echadle un vistazo a sus stories, son muy divertidos. Debo decir que ya tuvo a su bebé así que ya no está “maravillosamente embarazada”, por eso se hizo otro perfil, @chispiandco, donde comparte su experiencia de forma más espontánea y, aunque las fotos llevan menos trabajo, os aseguro que os gustará igual.

5. @amidala_y_rebeldes

Si sois frikis os gustará, y si os gusta el humor os va a encantar. Es una súper mamá de tres hijos en tres años, casi nada. Lo mejor de su perfil (a parte de esas fotos tan bonitas) es que os muestra la maternidad tal y como es, real, con sus más y con sus menos pero siempre dándole ese punto de humor. Os aseguro que os sacará una sonrisa, ¡no os perdáis sus stories!.

¿Usáis mucho Instagram? ¿Cuál es vuestro perfil preferido?

3 formas de provocar el parto naturalmente

0

3 formas de desencadenar el parto naturalmente

Estás ya en el final del embarazo, te has pasado las dos últimas semanas contando los días que faltan para ver a tu bebé, has llegado a la fecha probable de parto ilusionada pensando que llegaría el momento. Pero no, tu bebé parece estar cómodo ahí y todavía no ha decidido salir… ¡Esto parece que va para largo!

Ya no puedes más con la barrigota y el cansancio, así que va siendo hora de actuar. Hoy te cuento 3 formas sencillas con las que puedes desencadenar el parto de forma natural.

1. Ponte a limpiar

Vale no es precisamente el plan que tenías en mente y tampoco es que te apetezca, incluso te cuesta moverte por el tamaño de tu vientre. Pero pensemos un poco ¿qué es lo que nos manda a hacer el médico en caso de riesgo de parto prematuro? ¡Reposo! Por eso el plan es hacer justo lo contrario, ahora que quieres desencadenar el parto ponte a hacer cosas. Puedes hacer una sesión de limpieza diaria para ir animando poco a poco o puedes hacer una limpieza profunda de una vez, que además con el síndrome del nido lo harás a gusto y todo. Una buena opción es limpiar cristales y ventanas o puertas, no se sabe por qué pero levantar los brazos parece que provoca contracciones.

Si además necesitas que tu bebé se gire aprovecha y ponte a hacer tareas a cuatro patas, eso le ayudará a cambiar de posición ¿y si pruebas a limpiar el suelo como se hacía antes?. Otra ventaja de esta postura es que facilita la dilatación del cuello uterino.

2. Date un paseo en coche

Darte un paseo en coche (sin conducir tú, por si acaso) podría ayudarte a desencadenar el parto. La vibración general del coche ya puede provocar contracciones pero es que, además, los movimientos algo bruscos al pillar un bache o las elevaciones de los pasos de peatones te favorecerán aún más, ya que la presión que ejerce la cabeza del bebé sobre el cuello uterino aumenta. Ten cuidado, tampoco es plan ir por todos los baches y cargarte el coche…

3. Tener relaciones con tu pareja

Este es el modo más sexy de provocar el parto de forma natural. Lo provoca por varios motivos, uno de ellos es que el semen contiene una hormona llamada prostaglandina que favorece la dilatación. Interesante ¿no? Pero eso no es todo, además liberarás oxitocina, esto provocará contracciones y, por lo tanto, puede que te provoque el parto. Ya sabes, coloca unas velas aromáticas y relájate con el futuro papá.

¿Conocías estos métodos para desencadenar el parto? ¿Has probado alguno? ¡Cuéntanoslo!

Insomnio durante el embarazo ¡No estás sola!

Insomnio durante el embarazo no estas sola

Estás en tu noveno mes de embarazo y esta es la tercera noche durante la semana en la que no consigues dormir. Bienvenido insomnio! Es algo muy común durante el embarazo y te consolará saber que no estás sola, a todas nos pasa. Das vueltas en la cama, te giras a un lado y al otro para encontrar una posición cómoda y de repente piensas en la lasaña que tienes en la nevera. No hay remedio.

00:00 – Ya que no puedes dormir te levantas y te sientas cómodamente en el sofá. Comodidad que durará cinco minutos y deberás cambiar de nuevo de posición. Vas haciendo zapping y te embobas viendo Mickey Mouse, pensando en cuánto daño le ha hecho el 3D a tu infancia.

1:30 – Piensas en todos los viajes que podrías haber hecho si no estuvieras embarazada, como escalar el Everest o cruzar la Gran Muralla China… Se te pasa por la cabeza ponerte a ver El Señor de los Anillos, al menos así viajas entre La Comarca y Mordor.

02:00 – Tu temperatura está bien pero de repente te dan calores insoportables. Decides darte un baño para relajarte y piensas que eso te ayudará a conciliar el sueño. Te diriges a tu cama sabiendo que esta vez es la buena y que vas a dormir.

02:40 – Error. Te levantas para ir al baño, mientras te lavas las manos te miras al espejo y te parece estar viendo un espectro. Necesitas dormir ya.

3:30 – Tu mente da vueltas y te pones a pensar en gente. La primera en tu lista: tu suegra, que siempre está allí cuando no quieres verla y que divaga acerca de su juventud y los ocho hijos que tuvo sin engordar un gramo hasta el día del parto. Eso te va a quitar aún más el sueño, piensa en otra cosa.

4:25 – A lo mejor te vendría bien hablar y de repente te ha dado por tu pareja, porque ni siquiera intenta ocultar su disgusto cuando hablas de placenta, tapón mucoso, inyecciones y hospital. Además, en este momento él se rebela y finge dormir cuando le pides un masaje en los pies… Dudas si quieres despertarlo y darle la brasa un rato, pero lo ves durmiendo profundamente y sabes que mañana se levanta temprano para el trabajo. Mejor lo dejas.

5:00 – Vaya qué horas, ¿Y si aprovechas para hablar con tu tía que vive en Australia?. Por la diferencia horaria nunca coincidís, y ya que estás despierta…

5:40 – Te tumbas en la cama y la luz de la farola ilumina tu armario. Sí, el armario. Ese armario que no te gusta nada y que quisieras cambiar de una vez. Comienzas a redecorar mentalmente tu habitación, el color de la pintura no va para nada…

6:30 – La luz del día ilumina suavemente la habitación e intentas contar cuántas horas llevas despierta… Recuerdas que las matemáticas no son una actividad que te vaya bien realizar por la mañana, así que te levantas a prepararte un chocolate caliente.

7:15 – El desayuno está listo. Tu pareja entra en la cocina como una ráfaga de viento, lanza un “llego tarde” y se va.

El final de tu embarazo está cerca, es duro, pero disfruta de esas últimas semanas con barriguita. Pronto tendrás una nueva razón por la que levantarte por las noches.

Complicaciones y precauciones del embarazo múltiple

complicaciones y precauciones del embarazo múltiple

Un embarazo múltiple es el desarrollo simultáneo de varios fetos en la cavidad uterina. El embarazo gemelar es motivo de doble alegría aunque también de doble miedo, pues se considera un embarazo de riesgo ¿Cuáles son sus posibles complicaciones y qué precauciones debemos tomar?

El embarazo gemelar puede ser el resultado de la implantación de un solo óvulo (monocigoto), dos óvulos (dicigoto), tres óvulos (tricigoto) en la misma placenta o no. Dependiendo de su número, los bebés de embarazos múltiples se llaman gemelos, trillizos, cuatrillizos, etc. El principal riesgo de este tipo de embarazos es el de parto prematuro, cuantos más bebés se estén gestando, mayor es el riesgo.

Por qué se producen los embarazos múltiples

No es posible predecir un embarazo gemelar aunque existen factores que pueden aumentar la posibilidad de tener gemelos, mellizos, trillizos…

– Genética: es más probable quedarse embarazada de dos bebés o más si en la familia ya se ha dado el caso de forma natural.
– Edad: los ovarios pueden liberar varios óvulos para compensar la disminución de la calidad de los ovocitos que ocurre con la edad.
– Métodos de reproducción asistida: especialmente la fecundación in vitro (FIV).

Gemelos monozigóticos o dicigóticos

Los gemelos monocigóticos o “gemelos idénticos” tienen la misma composición genética y son del mismo sexo, vienen de un solo óvulo fertilizado por un espermatozoide. El huevo se divide en dos después de la fertilización, y cada gemelo tiene su propia placenta y saco amniótico. En caso de separación tardía (varios días después de la fecundación), los gemelos comparten la misma placenta.

Los gemelos dicigóticos no son necesariamente del mismo sexo. Vienen de dos huevos diferentes, fertilizados por dos espermatozoides. Esta es la situación más común en los embarazos gemelares. A diferencia de los gemelos monocigóticos, los gemelos dicigóticos no comparten exactamente la misma herencia genética: su parecido es solo fraterno.

Riesgos del embarazo múltiple

El principal riesgo de embarazo gemelar es el parto prematuro debido a la falta de espacio y la distensión uterina: a las 32 semanas, el útero ya es del mismo tamaño que el útero de una mujer embarazada con un solo hijo y cuyo embarazo está llegando a su fin. El parto prematuro puede ser espontáneo o desencadenado por los médicos. No es rutinario, pero se recomienda a las 36 semanas en el caso de gemelos monocigóticos que comparten la misma placenta.

Otros riesgos asociados con el embarazo gemelar son retraso del crecimiento, síndrome transfundido (flujo sanguíneo desigual entre gemelos) y presión arterial alta para la madre.

Prevención y cuidados del embarazo múltiple

El embarazo múltiple requiere un diagnóstico precoz, una estrecha supervisión y mucho descanso. Los embarazos múltiples se pueden confirmar en la primera ecografía, antes del tercer mes. A partir de la semana 22, se realiza una ecografía todos los meses. Se pueden requerir dos ecografías mensuales si los gemelos comparten la misma placenta. Se recomiendan consultas semanales durante las últimas semanas de embarazo.

Después de esos meses de dudas y miedos llegarán los días de disfrutar de tus bebés. Cuéntanos ¿Estás embarazada de múltiples? ¿Cómo está siendo tu experiencia?

Consejos para sobrellevar mejor el reposo en el embarazo

Consejos para sobrellevar mejor el reposo en el embarazo

Pueden surgir numerosos motivos por los que pasar el embarazo en reposo, lo más habitual es que ocurra por riesgo de parto prematuro, por ser un embarazo múltiple o porque haya surgido alguna complicación (una hemorragia por ejemplo).

Sea cual sea el motivo, no temas a esa temporada que te toca pasar en cama, relájate e intenta llevarlo lo mejor posible. Veamos algunos consejos para sobrellevar mejor el reposo en el embarazo:

Reorganiza tu hogar

O mejor dicho, que te ayuden a reorganizarlo. En lugar de irte a tu habitación, que a lo mejor te hace sentir un poco apartada, acomódate en el salón. Si te toca estar en el hospital puedes llevarte cosas de casa que te hagan sentir mejor (fotos, tu almohada…). Sea como sea, busca tu comodidad por encima de todo. Hazte con unas cuantas almohadas o cojines para colocarlos en la espalda o debajo de las piernas. Si quieres tumbarte de lado hazlo sobre el lado izquierdo, esta posición favorece la circulación.

Ventila la habitación todos los días, cambia las sábanas con regularidad y ponte unas flores frescas o algo bonito que te alegre ver. Mantén lo esencial (libros, revistas, teléfono, ordenador medicamentos, bolígrafos, papel, botellas de agua…) a tu alcance y calcula tus movimientos para evitar levantarte innecesariamente.

Siéntete útil

Una de las cosas que peor se llevan de estar en reposo es el sentir que molestas o que no eres capaz de hacer las cosas por tí misma. Quítate esa idea de tu mente y siéntete útil, aún estando tumbada podrás hacer muchas cosas para ayudar a los seres queridos que te están cuidando tanto en estos momentos. ¿Tu amiga no sabe cómo encontrar una niñera para su hijo? ¿Tus padres buscan un hotel para las próximas vacaciones? ¡Échales una mano!. No solo podrá ayudarte a pasar mejor el tiempo sino que además te lo agradecerán enormemente.

Ayuda al futuro papá

Sobre sus hombros cae parte de la organización del hogar. La mayoría lo hace muy bien tomando sus responsabilidades en serio: nuevos horarios para llegar a casa más temprano, tareas domésticas, preparar comidas… Pero también necesita ayuda y apoyo moral especialmente si estás hospitalizada, pues podrá sentir que no tiene a nadie que le escuche en esos momentos difíciles. Tómate un tiempo todos los días para hablar con tu pareja, dedicáos palabras bonitas y hablad de algo que no esté relacionado con el embarazo o el bebé.

Explícaselo a tus hijos

Aunque sea un bebé, habla con él. A cualquier edad, un niño necesita saber (y más aún si estás hospitalizada) por qué su madre está mucho menos disponible que antes. Los niños a menudo se sienten frustrados por esa ausencia de mamá y algunos se vuelven difíciles montando pataletas a menudo. Los pequeños siempre tienen miedo de perder su lugar en el corazón de sus padres con la llegada del hermanito o hermanita y en estas circunstancias, sus temores se amplifican porque evidentemente no podrás ocuparte de él o ella como normalmente y eso será un cambio grande. Ahora no puedes ir a caminar o a ver una película ni darle un baño pero ¿quién tiene más tiempo para abrazarle después de la escuela o contar historias interminables? ¡Mamá!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies