Reduce tus molestias con un buen masaje

masaje-embarazada
Incluso si estás teniendo un embarazo saludable, lo cierto es que la mayoría de las mujeres embarazadas sufren de fatiga, retención de líquidos, dolor de espalda, dolor de cabeza y los efectos de los cambios hormonales. Para aliviar todas estas molestias de una forma sana y sin recurrir a ningún tipo de medicamento, muchas embarazadas ya han descubierto los beneficios del masaje.

El masaje durante el embarazo

Todos estos síntomas pueden subsanarse mediante un buen masaje, te hace sentir bien tanto a nivel físico como a nivel psicológico. Este tipo de masaje tiene las características de un masaje normal, pero está orientado hacia las necesidades especiales de las mujeres embarazadas, te ayuda a reducir la hinchazón de las manos, piernas y pies, aliviar el dolor de espalda y el dolor de cuello, promover el tono muscular, estimular el sistema circulatorio y, sobre todo, te hace sentir realmente especial.

Beneficios físicos

Un terapeuta de masaje profesional conoce cuáles son los puntos más sensibles del cuerpo de una mujer embarazada. Su función es la de aliviar la tensión en estos puntos y si es posible, a desaparecer por completo el dolor de cabeza que te molesta desde que quedaste embarazada, a relajar la tensión acumulada, aliviar el dolor de cuello, el dolor en la espalda baja y la pelvis y también reduce la capacidad de retener el agua en zonas localizadas del cuerpo y mejorar la circulación de la sangre.

Desafortunadamente el masaje no puede aliviar todas las molestias, como la fiebre, náuseas, sangrados, diarrea, dolor abdominal, dolor inusual en cualquier parte del cuerpo o hinchazón repentina en brazos y piernas. Si experimentas cualquiera de estos síntomas, deberías acudir a tu médico.

Beneficios psicológicos

Además del bienestar general que sientes después de una sesión, el masaje reduce el estrés y el cansancio, aumenta la circulación linfática y refuerza tu sistema inmunológico. Consigue conectar cuerpo y mente, que a veces parecen perdidos, al mismo tiempo que te hace sentir bien a ti y a tu bebé, él también se sentirá mucho más relajado.