Consejos para viajar en coche embarazada

viajar coche embarazada



Viajar en coche durante el embarazo ofrece la ventaja de poder establecer los ritmos del viaje de acuerdo a tus condiciones físicas y psicológicas. De todos modos, aunque te encuentres perfectamente, cada 200 kilómetros es aconsejable que realices paradas de, por lo menos, diez minutos, para poder estirar las piernas y relajar la espalda. 

Además, conviene que viajes durante las horas más frescas (evitando las centrales del día, sobre todo si el coche no está provisto de aire acondicionado) y no ponerte al volante durante durante los últimos días de embarazo, deja que otra persona conduzca.

Siempre debes llevar puesto el cinturón de seguridad, porque te protege a ti y, en consecuencia, también al bebé, sin perjudicarle, pues la correa no debes apoyarla en tu vientre, sino en tu clavícula y por debajo de tu vientre, como aparece en la foto. Las mujeres embarazadas no están obligadas a llevarlo, aunque la experiencia clínica ha demostrado que se trata de una protección muy importante para ti y tu bebé.

La posición más idónea para viajar es la “fisiológica”, con el respaldo del asiento elevado y la espalda formando un ángulo recto con la pelvis. Si descansas en el asiento o te tumbas, notarás una momentánea sensación de comodidad, sin embargo, al no estar en una posición fisiológica (natural), corres el riesgo de que te duela espalda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here