Ya estoy listo para nacer!

Ya estoy listo para nacer!

Tu bebé está a punto de venir al mundo. Será un momento emotivo, donde los dos lloraréis: tú de felicidad y él para tomar su primera bocanada de aire y… porque abandona su calentito hogar.

Su desarrollo no ha acabado

En estas últimas semanas, tu bebé se dedica a engordar y acumular grasa, y casi no le queda espacio. Sus órganos están listos, pero muchos no están maduros del todo:
  • Al nacer, el cerebro de tu bebé contiene cien mil millones de neuronas, pero son demasiado jóvenes. Deben recubrirse de mielina, una sustancia grasa que acelera la transmisión de mensajes entre ellas. Este proceso no acaba hasta que cumpla dos años.
  • Durante el embarazo el bebé traga y digiere líquido amniótico. Por eso al nacer su sistema digestivo se encuentra preparado para tomar leche materna, pero nada más: posee bajos niveles de algunas enzimas que le impide digerir hidratos de carbono. Tampoco puede absorber grasa porque la actividad de las enzimas pancreáticas y de las sales biliares es insuficiente.
  • Todos hemos oído que los niños tienen huesos de goma… y algo de razón hay. Los extremos de los huesos es cartílago, que se osifica en la infancia del niño: de otra forma no podría crecer.
El parto, duro para los dos

No creas que el parto sólo es duro para ti. Para el bebé, nacer supone también una dura prueba: debe pasar un canal tan estrecho que los huesos del cráneo se montan entre sí (gracias a unas aberturas llamadas fontanelas). Además, se ve obligado a respirar. Y lo hace en forma de llanto, para así tomar mucho aire a la vez. Varios acontecimientos va a ayudarle:
  • Al pasar por el angosto canal del parto, su tórax se comprime y expulsa el líquido amniótico que había en sus pulmones, que se llenan con la primera bocanada de aire.
  • En cuanto asome su cabecita notará que algo presiona su piel (las manos de la matrona o del médico que le sujeta). Hasta ahora nadie lo hacía.
  • ¿Imaginas la impresión de pasar de una temperatura constante de 36ºC a los 22ºC que hay en un paritorio? Así, es normal que llore.

Te puede interesar

Cómo recuperar el pecho después del parto

¿Quieres recuperar el pecho de antes de estar embarazada? Sigue estos consejos:Un ejercicio muy fácil: aprieta tus dientes y sonríe todo lo que puedas, ahora, di la letra X. Si notas que tus músculos...

5 tips útiles para la búsqueda del embarazo

Si estás buscando un bebé te interesará conocer algunos tips muy sencillos que podrán facilitarte la concepción, no obstante recuerda tener paciencia, el estrés no es amigo del embarazo.1. Ten relaciones a menudo en...

El calcio durante el embarazo

Durante el embarazo los requerimientos de nutrientes aumentan y la necesidad de calcio es considerablemente mayor. Este mineral es necesario para mantener la densidad ósea de la madre y la correcta formación de los...

Cansancio durante el embarazo

Muchas mujeres reconocen que el cansancio durante el embarazo es uno de los síntomas más difíciles. Después de todo, es difícil levantarse y salir cuando lo único que quieres es dormir. Es un síntoma...

Prepara a tu mascota para la llegada a casa del bebé

Cuando tenemos una mascota, normalmente un perro o un gato, hay que concienciarse de que hay que prepararla para cuando llegue el bebé.Lo primero es tener al día las vacunas del animal y asegurarse...