Recomendaciones para viajar estando embarazada

Recomendaciones para viajar estado embarazada
¿Dónde viajar estando embarazada? Parece una tontería pero, en realidad, es una duda muy frecuente y que viene bien aclarar, pues cada trimestre de embarazo tiene sus delicadezas.

Viajar en el primer trimestre de embarazo

Al inicio del embarazo es bastante probable que te sientas cansada o que tengas náuseas. También hay quien se siente en plena forma, pero no suele ser lo habitual… Por eso deberás escuchar a tu cuerpo y adaptar el viaje a tu estado físico. Intenta no hacer largos trayectos en coche que podrán provocarte más náuseas, dolor de espalda o incluso contracciones precoces (por tanto riesgo de aborto). Evita cargar peso, exponerse demasiado al calor o hacer grandes esfuerzos físicos.

Viajar en el segundo trimestre de embarazo

Si estás bien de salud, no se trata de un embarazo múltiple y tu médico no te ha dado ninguna contraindicación, podrás planear viajar entre las semanas 16 y 28 de embarazo. Una vez pasado el primer trimestre el riesgo de aborto disminuye enormemente y todavía no te sentirás demasiado pesada, el vientre será más grande pero llevadero. Podrás hacer visitas, nadar, caminar… sin ningún inconveniente.

Viajar en el tercer trimestre de embarazo

En el tercer trimestre se empieza a notar más el cansancio, el vientre pesa y es más complicado moverse. Elige destinos más propicios a la relajación y, no estaría de más que hubiera un hospital materno cerca. A partir del octavo mes de embarazo se recomienda no irse muy lejos del lugar donde tengas previsto dar a luz.

Ir a la playa

El mar y la piscina son ideales en el embarazo. Cualquier momento del embarazo es bueno para nadar, siempre y cuando el cuello del útero no haya empezado a borrarse. Nadar relaja tu cuerpo y ayuda a “ablandar” las articulaciones, además prepara el perineo para el parto. Cuidado, no te canses nadando demasiado. Aunque nadar sea bueno recuerda que los deportes acuáticos no son una buena idea.

Ir al campo o la montaña

El campo o la montaña también son buenos destinos durante el embarazo. Aprovecha para pasear y respirar aire limpio, eso sí, recuerda no subir más de 2000 metros de altitud para preservar la oxigenación del bebé. Por supuesto, deja a un lado actividades de riesgo tales como la escalada, espeología, etc.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here