Inicio Blog

20 claves para elegir el nombre perfecto del bebé

elegir el nombre del bebe

Encontrar el nombre perfecto para el bebé puede ser complicado. Hay muchos para elegir, e incluso cuando tienes un número reducido de nombres ya pensados, hay un montón de desaciertos en los que podrías caer. Para evitar esos errores te voy a dar 20 claves para elegir el nombre perfecto del bebé!

1. ¿Cómo suena?

No debes elegir un nombre que rime con el apellido o sea demasiado similar. No querrás que tu hijo sea evidenciado por llamarse Alba Álvarez, Agustín Martín, Alfonso Alonso o Fernando Fernández. Puedes buscar un nombre melodioso que fluya con el apellido y suene bien.

Fíjate también en los apellidos, especialmente en el primero: que no se den de tortas con el nombre ni se presten al chiste fácil, por ejemplo: Armando Guerra, Coral Corral, Rosa del Peral, Camino del Río…

Revisa que la última letra del nombre no sea la misma con la que empieza el apellido. Cuando las letras son iguales, es inevitable articularlas juntas y comerte una de las dos, por ejemplo: Marcos Santillana, Ana Abad, Ángela Álvarez… Y cuando la igualdad se da en las sílabas, resulta francamente difícil pronunciarlas separadas, por ejemplo: Germán Manrique o Carmen Mendieta.

2. ¿Qué palabra se forma con sus iniciales?

Echa un vistazo a sus posibles iniciales. Revisa que las iniciales del nombre completo de tu bebé no coincida con una palabra desafortunada o sea motivo de burla.

Por ejemplo Dolores Espinosa Pérez  (D.E.P. todos sabemos lo que significa), Antonio Jiménez Ortega (AJO), Sara Ortíz Sánchez (SOS)… Puedes provocar que los compañeros de tu pequeño se rían por la palabra embarazosa que forma sus iniciales.

😂 Malas combinaciones:
Lola Mento, Ana Tomía, Susana Torio, Héctor Tuga, Elena Nito…

3. Pronuncia el nombre en voz alta

De los nombres que hayas pensado dilos en voz alta, o mejor ¡grítalos! Sobre todo cuando elegimos nombres compuestos o cuando se les va a llamar en voz alta por nombre y apellidos (como sucede cuando pasan lista en clase).

Cuando escribimos el nombre nos parece bien, pero cuando lo escuchamos suena verdaderamente fatal. A ver si realmente te gusta cómo suenan ya que irremediablemente en algunas ocasiones tendrás que hacerlo para reñir a tu hijo.

4. ¡El nombre prohibido!

Seguro que tú y tu pareja tenéis nombres prohibidos. ¿Cuáles son? Pues está claro, “está prohibido elegir el nombre de un ex”. ¡No es nada extraño! ¿Quién va a poner al bebé el nombre que le está recordando constantemente al ex-amor de su pareja?

5. ¡Qué lo elija el móvil!

El ansia de los padres por elegir el nombre perfecto para su bebé añadido al auge de las nuevas tecnologías y a la innovación de las aplicaciones de los móviles, hace que muchos padres opten por utilizar esas apps, que con los datos de los padres y los del futuro bebé, calculan y eligen el nombre del bebé.

Incluso hay apps que eligen el nombre de forma aleatoria, vamos! como si jugaras a la ruleta de los nombres! Pero… ¿Será buena idea? ¿Qué pasaría si tu hijo se enterara de que su nombre lo ha elegido un móvil? Ahí lo dejo…

6. ¡Me invento el nombre!

Solo un porcentaje muy pequeño y atrevido se arriesga a poner un nombre inventado a su bebé. Eso sí, es una tarea difícil encontar un nombre inventado que sea melodioso y bonito. Pero… También puedes hacer la combinación perfecta! Puedes combinar letras o sílabas de vuestros nombres.

Algunos ejemplos: (combinando Leandro y Yenny: Leanny), (combinando Diego y Rosy: Diero) y (combinando Gerardo y Evelyn: Gerlyn). Quedan verdaderamente originales! Haz la prueba!

7. ¿Te gusta la versión abreviada o el apelativo?

Por mucho que te resistas, no puedes dejar que los amigos de tu pequeño acaben acortando su nombre. Así que debes pensar si te importa que a tu hija Catalina la llamen Cati, o tu José ser llamado por su apelativo: Pepe. Si no puedes soportar la versión abreviada de un nombre en particular, puede ser el momento de dejarlo fuera de tu lista.

elegir el nombre del bebe

8. Nombres populares

Algunos padres prefieren no elegir un nombre que esté en el top 10 de nombres más populares del año. Si llamas a tu hijo Iker, por ser un nombre muy popular, es probable que en su clase haya 4 Iker más. Evita los nombres de moda. Luego en el colegio todos se llaman igual, sé un poquito más original!

😂 Malas combinaciones:
Maite Nebrosa, Néstor Menta, Pedro Medario, Alan Brito, Alberto Mate…

9. Nombres de famosos

También puedes evitar elegir el nombre de tu actor o actriz favorita o el que han puesto los famosos a sus bebés, puesto que pueden echarte en cara, una y otra vez, que el famoso/a influyó en la elección del nombre y que estás obsesionada. Hay cientos de nombres muy chulos para poner a tu bebé y no caer en ese error!

10. El nombre me recuerda a…

Por más que tu pareja adore un nombre, si el nombre te recuerda al más malo de la escuela, a alguien con quien que te llevas fatal o a una persona que conoces que no es muy agraciada… entonces, simplemente no funcionará.

11. ¿El nombre se parece al de tu hijo/a mayor?

Trata de no elegir nombres que sean muy similares a los que has elegido para los hermanos mayores. Si tu hija mayor se llama Elena no pongas Malena a tu próxima hija. Imagínate en el parque llamando a tus hijas, los dos nombes juntos podrían ser motivo de burla. Tienes que ver cómo suenan si los juntas.

12. Imagina a tu bebé ya de adulto con el nombre

Ten en cuenta que tu bebé se convertirá en un adulto un día. Esto puede ser difícil de imaginar cuando el bebé es recién nacido, pero nombres que son lindos para un bebé pueden sonar ridículos para un adulto.

Por ejemplo, si tu hija termina por convertirse en un abogado o un médico, probablemente no va a darte las gracias por haberla llamado Luna o Flor.

13. Nombres compuestos

Los nombres compuestos a veces no vienen mal. Así, cuando sean mayores, podrán quedarse con el que más les guste, pero, en general, sobran. Claro que, si se plantea una crisis familiar con el nombre, puede suponer una buena solución, ni el que propone el papá ni el que le chifla a mamá: los dos (siempre y cuando formen una pareja bien avenida).

Un dato curioso de los nombres compuestos es que solo un porcentaje muy pequeño de padres utilizan el nombre compuesto para llamar a su hijo. La gran mayoría suele utilizar solo uno de los dos nombres. Normalmente, los padres solo utilizan el nombre compuesto para “reñir” a su hijo. ¿Acabará tu hijo odiando su nombre compuesto por asociarlo con riñas y castigos?

elegir el nombre del bebe

14. ¿Qué significa el nombre?

Mirar el significado del nombre para tomar la decisión final, no es muy buena idea. Por ejemplo: Eugenio significa “bien nacido”, no está mal, pero Gerardo significa “hábil en el manejo de la lanza”… lo mismo no te gusta su tanto. Está bien tenerlo en cuenta, pero sin agobiarse, plantéate si merece la pena desechar un nombre por su significado.

😂 Malas combinaciones:
Marcia Ana, Karen Latada, Esteban Quito, Armando Guerra, Elvis Nieto…

15. ¿Es mejor elegir un nombre breve?

Los nombre breves tienen sus ventajas. Si es muy largo, se presta fácilmente a los diminutivos. Piénsalo ¿cuántas veces vas a pronunciar al día su nombre? Cuanto más breve, más fácil de decir y repetir hasta la saciedad.

16. Nombres mitológicos, bíblicos…

Los nombres mitológicos o bíblicos están súper explotados, pero siempre queda alguno en el que nadie (o casi nadie) ha caído. En internet hay infinidad de listas con ese tipo de nombres. Tal vez no halles lo que buscas, pero un repasito de cultura general nunca viene mal.

17. ¿Apellido corto y nombre largo? ¿O al revés?

Si el apellido es corto elige un nombre largo y si el apellido es largo elige un nombre corto. No es una norma, pero suele quedar bien, por ejemplo: Esperanza Gil, suena mejor que Fe Gil. Y al revés, apellidos muy largos o compuestos piden nombres breves, por ejemplo: Alba Jiménez del Pino, suena mejor que Maria del Mar Jiménez del Pino.

18. Nombres extranjeros

Haz tus investigaciones antes de elegir un nombre extranjero. Que no sea complicado de escribir ni de pronunciar. Si optamos por un nombres extranjero que no se pronuncia como se escribe puede darle problemas a tu hijo porque siempre se equivocarán al escribir o pronunciar su nombre. Puedes elegir nombres extranjeros, pero cuidando este aspecto.

19. Seguir la tradición

Piénsalo bien antes de poner a tu bebé uno de vuestros nombres o el de algún familiar muy cercano. En un principio lo eliges porque te hace ilusión que tu bebé lleve puesto el mismo nombre que tú o porque es el nombre de un familiar muy querido. Pero puede que te arrepientas.

Si es el mismo nombre que el vuestro, da pie a muchísimas confusiones en casa y al final se termina llamando al hijo “Junior”, llamándole por su diminutivo o algún apodo y a lo mejor no era lo que tenías pensado. Así que, salvo que realmente sea muy importante para ti, intenta evitar elegir el mismo nombre.

20. ¡La lista!

Sí, la lista! Esa lista que todos nos hacemos con los nombres que más nos gustan. Lo mismo la tienes que repetir después de haber leídos todos estos consejos. Así que, revisa la lista o haz una nueva y que tu familia y amistades te ayuden eligiendo el nombre de la lista el que más les guste ¡A ver cuál gana!

En conclusión, es mejor no tener prisa en elegir el nombre del bebé ya que hay tiempo a lo largo del embarazo para dar este paso. Si ya sabes si va a ser niño o niña, mejor! la mitad de la tarea hecha! pues no tienes que estar pensando en dos nombres. Y si no lo sabes, tarea doble!

De todos modos, la mayoría de las veces la indecisión es enorme y seguramente tengas elegido un nombre y a mitad del embarazo cambies de opinión. Así que… tómatelo con calma!

Los nombres italianos más populares

Nombres en árabe y su significado

Cómo cuidar la piel del bebé recién nacido: Consejos

como cuidar la piel del bebe recien nacido

La piel del bebé está llena de inocencia. Es suave, frágil y sensible, tres razones suficientes como para tener en cuenta que necesitan nuestra máxima atención. Por todo ello, es importantísimo saber cómo cuidar la piel del bebé recién nacido.

Su fragilidad

La piel del bebé no le permite defenderse adecuadamente frente a los agentes externos. En el recién nacido, la epidermis (capa más externa de la piel) contiene muy pocos melanocitos, que son las células encargadas de la pigmentación.

Esto explica por qué la piel del bebé es blanca y muy sensible a los rayos solares. Deberás ofrecerle una buena protección diaria al menos hasta el año de edad, luego podrás aplicársela solo cuando vaya a exponerse al sol directamente.

Utiliza productos adecuados

Cuando se le aplican productos al bebé, su concentración en el cuerpo es más importante que en los adultos. Por tanto, existe mayor riesgo de toxicidad si el producto no es el adecuado o si contiene sustancias químicas nocivas o alcohol.

A esto se le suma que las glándulas sudoríparas y sebáceas del bebé aún no cumplen su función de manera eficaz. Con el tiempo madura y es capaz de crear una película protectora, pero de momento necesita nuestra ayuda.

Mantener el Ph adecuado en la piel del bebé le ayuda a luchar contra el desarrollo de los microorganismos.

Además de esto, las glándulas sudoríparas, aún inmaduras en el bebé, se concentran en las palmas de las manos, los pies y la cabeza. Por lo tanto el bebé regula mal la temperatura y constantemente sufre de mucho calor o mucho frío. Elegirle la ropa adecuada le ayudará a solucionar este problema.

Cómo cuidar la piel del bebé recién nacido

El baño debe ser diario. Independientemente de si se le ha caído o no el cordón umbilical. El baño no debe durar más de 2-3 minutos.

La temperatura correcta del agua debe estar entre los 32ºC los 36ºC.

La zona genital debe limpiarse de delante hacia atrás si es una niña. En el caso de los niños, no debes forzar la piel del prepucio (es suficiente con bajar hasta donde sea posible y limpiar suavemente).

Después del baño aplícale una crema hidratante o aceite corporal especial para bebés. Utiliza siempre jabón neutro y poca cantidad. Seca su piel delicadamente prestando especial atención a los pliegues de la piel. Nunca uses bastoncillos para los oídos.

La temperatura ambiente del cuarto de baño debe estar entre los 20ºC y los 22ºC.

Las uñas deben cortarse de forma recta, sin picos y con una tijera de punta redondeada especial para bebés. Si tienes problemas para cortárselas porque no para quieto, prueba a hacerlo cuando esté dormido.

Las legañas de los ojos hay que lavarlas con suero fisiológico y siempre usando una gasa para cada ojo. Si padece este trastorno de legañas y el problema persiste durante más de 2 días deberías acudir al pediatra.

Los moquitos de la nariz son muy molestos y no le dejan descansar ni comer bien. Para su alivio, límpiale las fosas nasales con suero fisiológico.

En cada cambio de pañal puedes aplicarle “pasta al agua” para evitar posibles irritaciones.

Siempre lávate las manos antes de amamantar a tu bebé o preparar el biberón y también después de cada cambio de pañal.

Viste a tu bebé con ropa holgada para que pueda moverse con total libertad y así evitar irritaciones en su piel.

No le pongas cadenas en el cuello pues pueden provocarle irritación, pinchazos e incluso asfixia.

Lava la ropa de tu bebé con detergente neutro (para prendas delicadas) y evita usar suavizante y lejía.

 

Dietas detox en el embarazo ¿Se pueden hacer?

Se pueden hacer dietas detox durante el embarazo

Durante el embarazo, debes tener cuidado con lo que comes y también “con lo que no comes”. Y la gran pregunta es: ¿Se pueden hacer dietas detox en el embarazo? ¿Es seguro hacer este tipo de dietas? La respuesta es NO, ni durante el embarazo ni durante la lactancia.

Se desaconseja totalmente realizar dietas detox en el embarazo y durante el periodo de lactancia, son etapas en las que no te puedes permitir tomar solo sopas y zumos, y mucho menos ayunar. Por un lado porque lo que comas no será suficiente para alimentarte a tí y al bebé ¡Eso es un riesgo para vuestra salud!

Detox es una abreviatura de desintoxicación. La desintoxicación es el proceso natural del cuerpo de eliminar las sustancias nocivas del cuerpo, las llamadas toxinas.

Estas toxinas son potencialmente dañinas para el cuerpo. Obstaculizan e interfieren con el funcionamiento normal de los procesos vitales del cuerpo como la digestión, la respiración, la excreción, la reproducción, etc. Los desechos como el amoníaco, los ácidos lácticos y la homocisteína son algunas de las toxinas comunes presentes en el cuerpo que este tipo de dietas se encargan de eliminar.

Las toxinas liberadas durante el proceso de desintoxicación pasan al torrente sanguíneo. Estos desechos puede transferirse a la circulación sanguínea del bebé y puede resultar peligroso para su desarrollo.

Por otro lado tampoco sería una dieta equilibrada, pues suelen basarse solo en algunos tipos de alimentos. Tienes que comer un poco de todos los nutrientes para tener un bebé saludable y no sentirte débil y cansada. Incluso sin estar embarazada muchos nutricionistas desaconsejan estas dietas, pero ese es otro tema.

Además, este tipo de dietas tienen muchos efectos secundarios:

  • Diarrea frecuente
  • Cansancio (fatiga)
  • Irritabilidad
  • Pérdida excesiva de peso.
  • Aumento del hambre

Estos efectos secundarios son los agentes determinantes para evitar la dieta detox durante el embarazo. Aún así, si necesitaras, por el motivo que sea, hacer algún tipo de dieta en el embarazo, tu médico será la mejor persona en recomendarte una dieta adecuda. El embarazo no es el momento para pensar en la pérdida de peso.

Si quieres seguir una dieta más sana y ligera, sería una buena opción mantener un estilo de vida saludable durante todo el embarazo, así que puedes aprovechar para incorporar buenos hábitos alimenticios y mantenerlos:

  1. Mantén una buena hidratación. Bebe agua, infusiones (consulta las que están permitidas en el embarazo y las que no), caldos y zumos frescos.
  2. Toma comida casera y variada, que tus platos tengan un buen equilibrio entre fruta, verdura, carbohidratos y proteínas. Reduce las porciones si lo ves necesario pero realiza varias comidas al día.
  3. Evita los platos precocinados, las comidas demasiado grasas, azucaradas o saladas.
  4. Permítete caprichos, pero con control y siempre sobre una base de alimentación saludable. Si durante todo el día tu alimentación ha sido buena, date ese caprichito de chocolate para quitarte el antojo. Darte un capricho no va a arruinar tu dieta y te evitarás tener ansiedad y darte un atracón más tarde de alimentos que no deberías.
  5. Para picar entre horas opta por frutos secos, fruta fresca, yogur o palitos de verduras frescas. Son una opción saludable con muchos nutrientes.

Recuerda siempre que es normal ganar peso durante el embarazo. Lo importante es que comas lo más saludable posible, prestando atención a la calidad de los alimentos y una vez que nazca el bebé podrás recuperar tu figura.

 

Planchar en el embarazo y otras tareas domésticas: Consejos

planchar en el embarazo tareas domesticasPlanchar en el embarazo es una de las tareas domésticas que deberías abandonar. En las primeras semanas de embarazo puedes planchar manteniendo siempre una buena postura. Pero a medida que van avanzando las semanas, planchar en el embarazo es muy perjudicial para la espalda y supone un gran gasto de energía.

Deberías plantearte dejar de realizar esa tarea y pedirle a alguien que lo haga por ti. Pero si no tienes más remedio y tienes que planchar tú la ropa, sigue estos consejos.

Consejos para planchar la ropa en el embarazo

  • Utiliza una tabla regulable para que puedas planchar sentada.
  • Si prefieres hacerlo de pie, regula la tabla a la altura del ombligo, esa sería la altura ideal para mantener tu espalda en una postura correcta.
  • Apoya uno de los pies en un taburete pequeño o algo similar de unos 20 centímetros de alto y altérnalo con el otro pie cada cinco minutos.
  • Intenta no pasar más de 30 minutos seguidos planchando.

planchar en el embarazo postura correcta

Consejos para hacer otras tareas domésticas en el embarazo

  • Pasar la aspiradora, poner el lavavajillas y hacer las camas: Dobla las rodillas para evitar arquear la espalda. Lo mejor es que te agaches, flexionando y separando las piernas, o que te arrodilles. Así protegerás tu espalda de molestos tirones, dolor lumbar y ciática.
  • Sacar la colada de la lavadora: Es mejor que coloques el cesto sobre una silla y vayas echando la ropa en él. De este modo evitarás coger el peso de la ropa húmeda desde el suelo.
  • Barrer y fregar el suelo: No llenes el cubo de la fregar con demasiada agua y siempre que friegues el suelo o barras, utiliza un palo largo para evitar el arqueo de la espalda.
  • Limpiar los baños: Acostúmbrate a abrir bien las ventanas para ventilar. Los productos que utilizas, en pequeñas cantidades, no son tóxicos, pero sí pueden causarte molestias, pues su olor es fuerte y desagradable. Si puedes, evita esta tarea y deja que te ayuden, ya que te obliga a permanecer mucho tiempo agachada y en mala posición.

Durante tu embarazo podrás seguir desempeñando las tareas del hogar, pero evita agotarte. Pide ayuda a quienes te rodean y mentalízate de que debes hacer sólo aquello que sea verdaderamente indispensable.

Qué siente el bebé durante el parto

que siente el bebe durante el parto

Durante nueve meses, el pequeño ha vivido en un auténtico paraíso donde residía tranquilamente. Ahora no es extraño que sienta miedo ante unas contracciones que le empujan hacia lo desconocido. ¿Qué siente el bebé durante el parto?

Un masaje placentero

Si a la madre le ponen oxitocina, las contracciones serán cada vez más fuertes y frecuentes, lo que repercutirá también en el bebé. Esto no significa que las cosas se compliquen para él, ya que advierte las contracciones espontáneas como un masaje placentero que lo conduce hacia abajo.

Un poco de estrés

Los empujones empiezan a ser tan insistentes que, como poco, el bebé se pone nervioso. A veces le aprietan con tanta fuerza que, en cada contracción disminuye el flujo de sangre, lo que le provoca cierto estrés, pero a su vez le ayuda a enfrentarse a la recta final que le supone atravesar el canal del parto.

Completa seguridad

La comunicación entre la madre y el bebé es tan íntima y positiva en el momento del parto, que es como si la madre le aplicara una inyección de amor con la que fuera capaz de cargar todas sus reservas de afectividad y afrontar de una forma bastante natural todo el trabajo que supone llegar al mundo.

Tranquilidad

Tras un primer momento de estupor por el cambio brusco de situación, el bebé se siente cómodo: se trata, ni más ni menos, que de la evolución natural y para lo que está programado. De hecho, los recién nacidos, tras un primer llanto, se quedan tranquilos, con los ojos abiertos, como escrutando el nuevo mundo, y se muestran relajados.

Es un período denominado de “alerta tranquila”, en el que el recién nacido se muestra muy receptivo hacia todo lo que le rodea. A esta fase le seguirá más tarde otra de letargo, donde saldrá todo el cansancio acumulado del proceso de parto, y en la que el bebé se dedicará a dormir.

Calculadora de Embarazo Online ¿De cuántas semanas estoy?

CALCULADORA DE EMBARAZO

heading_decoration
clock_icon

Introduce la fecha de incio de tu último periodo:

¡Felicidades!

...

Hoy estás de...

 

Tu fecha p. de parto es el

 

 

CAMBIOS EN ESTA SEMANA
calculadora de embarazo online flechas

calculadora de embarazo online primer mes de embarazo

SEMANA 1   SEMANA 2

SEMANA 3   SEMANA 4

calculadora de embarazo online segundo mes de embarazo

SEMANA 5   SEMANA 6

SEMANA 7   SEMANA 8

SEMANA 9

calculadora de embarazo online tercer mes de embarazo

SEMANA 10   SEMANA 11

SEMANA 12   SEMANA 13

calculadora de embarazo cuarto primer mes de embarazo

SEMANA 14   SEMANA 15

SEMANA 16   SEMANA 17

SEMANA 18

calculadora de embarazo online quinto mes de embarazo

SEMANA 19   SEMANA 20

SEMANA 21   SEMANA 22

calculadora de embarazo online sexto mes de embarazo

SEMANA 23   SEMANA 24

SEMANA 25   SEMANA 26

SEMANA 27

calculadora de embarazo online septimo mes de embarazo

SEMANA 28   SEMANA 29

SEMANA 30   SEMANA 31

calculadora de embarazo online octavo mes de embarazo

SEMANA 32   SEMANA 33

SEMANA 34   SEMANA 35

SEMANA 36

calculadora de embarazo online noveno mes de embarazo

SEMANA 37   SEMANA 38

SEMANA 39   SEMANA 40

¿De cuántas semanas estoy embarazada?

Resuelve tu duda con esta calculadora de embarazo online. Para ello, pon la “fecha de tu última menstruación”, da al botón “calcular” y te saldrá el resultado de las semanas y días exactos que tienes de embarazo.

¿Cuál es mi fecha probable de parto?

Nuestra calculadora de embarazo online, a parte de indicarte las semanas y días exactos de embarazo, te indica la fecha probable de parto, que es solo una fecha aproximada ya que cada embarazo es un mundo y puede que des a luz unos días antes o después.

¿Cuánto mide y pesa mi bebé en cada semana?

Además, podrás averiguar el peso y la medida del feto según las semanas de gestación en la que te encuentres.

Por lo tanto, para saber los cambios que experimentarás en tu cuerpo esta semana y cuánto pesa y mide tu bebé en estos momentos tienes todas las semanas de embarazo debajo del resultado de la calculadora.

Para ello, haz click en la semana de embarazo en la que estés y averigua todos los cambios que os esperan para esta semana y la medida y peso de tu bebé.

¿Cómo calcular de cuántas semanas estoy embarazada?

El gestograma o calendario de embarazo online utiliza la fecha de tu última regla para calcular las semanas de gestación aproximadas en la que estás.

¿Es fiable la calculadora de embarazo online?

El gestograma o calculadora de embarazo online, al igual que las aplicaciones que puedas utilizar en tu móvil, son orientativas.

Por lo tanto, te pueden dar como resultado un tiempo de gestación aproximado, nunca es exacto.

En conclusión, obtendrás un resultado más fiable de las semanas y días exactos que llevas de embarazo acudiendo a tu médico especialista.

Semanas de embarazo en meses ¿Cómo calcular los meses de embarazo?

Primero, un mes no son cuatro semanas exactas, a excepción de febrero, el único mes del año que tiene días. El resto de los meses duran 30 o 31 días, aproximadamente cuatro semanas y dos o tres días de promedio.

Por lo tanto, si se contara cada mes de cuatro semanas, el embarazo finalizaría en la semana 36, sin embargo la duración es de 40 semanas de embarazo.

En consecuencia, existe un criterio unificado que divide los meses y trimestres de embarazo, de la siguiente forma:

PRIMER TRIMESTRE DE EMBARAZO

  • Primer mes: semana 1 → 4
  • Segundo mes: semana 5 → 9
  • Tercer mes: semana 10 → 13

SEGUNDO TRIMESTRE DE EMBARAZO

  • Cuarto mes: semana 14 → 18
  • Quinto mes: semana 19 → 22
  • Sexto mes: semana 23 → 27

TERCER TRIMESTRE DE EMBARAZO

  • Séptimo mes: semana 28 → 31
  • Octavo mes: semana 32 → 36
  • Noveno mes: semana 37 → 40

Calculadora de parto

El test de embarazo ha dado positivo: ¡Estás embarazada! ¿Quieres saber cuándo nacerá tu bebé? Más arriba tienes nuestra calculadora de embarazo online y si ya la has utilizado te ha dado una fecha probable de parto, esta fecha es estimada, no te da el día exacto en el que darás a luz a tu bebé. Entonces…

¿Cómo calcular mi fecha probable de parto de forma exacta?

La fecha del nacimiento de tu bebé es un pequeño “misterio” cuando inicias tu embarazo. Realmente no lo sabrás de manera exacta.

Además, es cierto que puedes calcularla basándote en unas variables, que te explicaremos a continuación, pero el secreto mejor guardado permanecerá oculto hasta el día en el que tu futuro bebé decida empezar su vida fuera del útero materno.

No obstante, existen métodos para conocer la fecha aproximada en la que darás a luz. Aunque es bonito no saber a ciencia cierta cuándo celebrará tu pequeño su cumpleaños, seguro que también quieres informarte sobre la parte más “científica” del embarazo.

Para calcular la fecha en que nacerá tu bebé, debes recordar que:

La fecha probable del parto se calcula añadiendo 266 días al día de la concepción, si esta fecha se conoce. O bien, sumando 280 días (40 semanas) a la fecha del inicio de tu última regla, si tu ciclo es regular, de 28 días.

En consecuencia, se establece que el embarazo dura 40 semanas, aunque en realidad la gestación es de 38 semanas. Estas dos semanas de diferencia corresponden al período de tiempo comprendido desde la fecha de tu menstruación hasta el día de la ovulación, que suele ocurrir 12-14 días después de la regla, y que es, en realidad, cuando se produce la concepción.

Aún así, quienes no recuerden la fecha de la última regla o tienen un ciclo irregular, también se puede calcular la fecha de parto a partir de las ecografías.

Calcular la fecha de parto según fecundación:

Ya hemos visto que, para calcular la fecha en la que tu futuro bebé nacerá más probablemente, tienes que hacer unas sencillas operaciones matemáticas, conociendo previamente la fecha de la última regla.

Sin embargo, el día en que se produce la fecundación del óvulo, es verdaderamente la fecha de referencia para saber cuándo llega a término el embarazo. Además, el problema es que no todas las mujeres, por no decir la mayoría, conocen el día exacto de la concepción, a no ser que solo hayan mantenido una relación sexual en el último mes, de manera que no habría duda.

Aun así, los espermatozoides viajan en su camino hacia el encuentro con el óvulo, y pueden permanecer vivos y en movimiento durante varios días, hasta cinco, así que la fecha exacta de la concepción podría no estar tan clara.

Calculadora para saber si es niño o niña

En realidad, no existe ninguna calculadora ni ningún método casero para averiguar si el bebé será niño o niña. Los únicos procedimientos para averiguarlo sin errores, son los que menciono en el apartado siguiente. Mientras tanto, si tienes curiosidad o ganas de pasar un buen rato, aquí tienes los métodos caseros más populares para saber el sexo del bebé:

Fases de la luna:

En primer lugar, según las costumbres mayas, la fase lunar en el momento de la concepción indica un niño si es luna nueva o creciente y una niña si es la luna llena o cuarto menguante.

Tabla Maya o China:

En segundo lugar, mediante combinaciones numéricas, algunas culturas intentan pronosticar el sexo del bebé, conociendo la edad de la madre y el mes en el que se produce la concepción. Aquí tienes la Tabla maya y la Tabla china.

La prueba del anillo:

En tercer lugar, y quizá una de las más extendidas. Consiste en colocar un anillo suspendido en una cadena sobre el vientre de la mamá y observar el tipo de balanceo que se produce.

Náuseas:

Y por último, según este mito popular, si las náuseas se producen desde el inicio de la gestación, estaremos esperando un niño y si las náuseas aparecen pasado el primer trimestre de embarazo será una niña.

¿Cuándo se sabe si es niño o niña?

Al pasar la semana 20 de embarazo los genitales del bebé están totalmente desarrollados y en una ecografía pueden verse con claridad (a veces, incluso antes) y los papás pueden saber si será niño o niña. Dependiendo del método que se utilice se puede conocer antes o después.

Maneras de averiguar si será niño o niña:

En la semana 8 de embarazo

A partir de la semana 8, se puede conocer realizando un análisis de sangre a la madre. Se analiza si hay cromosomas masculinos en la sangre, y si no hay es porque el bebé será una niña.

A las 10 semanas de embarazo

Más tarde, sobre la semana 10 de embarazo. Se puede hacer la prueba con una muestra de orina. Existen test de orina, que venden en farmacias y se hace la prueba en casa. Pero su porcentaje de acierto no es del 100% y puede falla si estás tomando alguna hormona o es un embarazo múltiple (mellizos o más).

A partir de las 20 semanas de embarazo

Finalmente, con una ecografía el resultado más fiable es a partir de la semana 20 de embarazo, así evitaremos llevarnos una sorpresa. En algunas ocasiones, el sexo no se deja ver con claridad y es difícil determinar el sexo. Puede ser: por colocación del bebé, en el caso de que la madre sea obesa, por escasez de líquido amniótico… En tal caso, si hay dudas el especialista prefiere no decir nada para que no haya error y esperar a la siguiente ecografía.

Otra formas

En cambio, existen otras maneras de averiguar si será niño o niña mediante algunas pruebas que son invasibas y que pueden poner en riesgo al bebé. Por ejemplo, la amniocentesis, que lo determina con toda seguridad, pero es una prueba invasiva que solo está indicada cuando existe riesgo de que el bebé tenga alteraciones cromosómicas.

De este modo, al realizar un estudio completo de sus cromosomas para detectar posibles anomalías, se descubren los que determinan el sexo del bebé, pero la prueba nunca se realiza con este único objetivo, ni mucho menos para satisfacer la curiosidad de los padres.

Calendario de embarazo (pruebas prenatales)

Durante los nueve meses de embarazo que tienes por delante, tus visitas al ginecólogo y a la matrona serán constantes. El objetivo es que tanto tú como tu bebé estéis bien y, ante cualquier posible complicación, se reaccione a tiempo.

Además, muchas mujeres se agobian innecesariamente porque no saben cuáles son las pruebas de embarazo que corresponden a cada semana ni qué se ve o detecta en cada una de ellas, por eso hemos hecho un repaso por tu embarazo para explicártelo con todo detalle.

Por lo tanto, en la siguiente tabla tienes todas las pruebas y diagnósticos prenatales que te harán durante todo el embarazo. Las pruebas y las semanas de embarazo en las que se suelen realizar pueden variar un poquito dependiendo del país donde residas.

Primera consulta

Entre (semana 8 → semana 11)

Semana 12 de embarazo

Entre (semana 14 → semana 16)

  • Amniocentesis [+info] (si el triple screening ha detectado algún riesgo de anomalías fetales y recomendado para mujeres con edad superior a 35 años)

Entre (semana 18 → semana 20)

Entre (semana 24 → semana 28)

Semana 32 de embarazo

Entre (semana 35 → semana 36)

Antes del parto

Preguntas frecuentes sobre las pruebas prenatales

Los análisis, las pruebas y los exámenes son esenciales en tu estado. Sigue leyendo e infórmate sobre las dudas e inquietudes más frecuentes que generan los controles médicos.

¿Cuándo visitar al ginecólogo por primera vez en el embarazo?

Una vez el test de embarazo sale positivo puedes concertar la primera consulta con tu ginecólogo o matrona entre la semana 6 y la 9, siempre contando desde la fecha de la última menstruación.

¿Son necesarias todas las pruebas médicas en mi estado?

Sí, y sirven en términos generales para comprobar que la mujer y el feto se encuentran en perfecto estado, y de esta manera poder prevenir o solventar a tiempo cualquier problema.

¿Cuáles son las pruebas rutinarias del embarazo?

Son aquellas que se repiten trimestralmente: el control de peso, el control de la tensión o los análisis de sangre y de orina sirven para permitir un buen seguimiento de tu estado de salud.

¿Las embarazadas mayores de 35 años deben hacerse más pruebas médicas?

El embarazo tardío debe controlarse desde el principio, debido a que este tipo de gestaciones tienen más probabilidades de padecer alteraciones cromosómicas, abortos espontáneos o que el bebé nazcan con bajo peso.

Los ultrasonidos, la amniocentesis, la biopsia corial o el triple screening son algunos de los estudios necesarios para detectar anomalías en estos casos. Sin embargo, se tratan de unas pruebas prenatales que no se recomiendan a todas las embarazadas, solo en caso e que sea un embarazo de riesgo o tardío.

¿Cuáles son las pruebas prenatales que detectan anomalías en el feto?

Si quieres comprobar que el bebé está creciendo sano y fuerte en tu interior durante las semanas de la gestación existen una serie de controles médicos y pruebas, las más conocidas son: la ecografía, la ecografía doppler, la prueba de orina, la amniocentesis, el test de O’ Sullivan, test de maduración pulmonar, estudio del ADN fetal en sangre materna y el triple screening.

 

Cuanto mide y pesa el bebé en cada semana de embarazo

Desarrollo del feto. Tabla de medidas y peso del bebé en cada semana de embarazo:

semanas de embarazo

¿Quieres saber cuánto mide y pesa el bebé en cada semana de embarazo? ¿Qué tamaño y peso tiene tu bebé ahora mismo? Si no sabes cuantas semanas de embarazo tienes, utiliza primero nuestra calculadora de embarazo online. Averigua cuánto mide y pesa el bebé en cada semana de embarazo, cómo se está desarrollando en tu vientre cada semana de embarazo, desde la concepción hasta el parto, en la tabla de biometría fetal.

La edad real del feto o bebé en el vientre materno (también conocida como edad conceptual) es el tiempo transcurrido desde la fertilización del óvulo en el momento de la ovulación.

Sin embargo, debido a que la mayoría de las mujeres no saben cuándo ocurrió la ovulación, pero sí saben cuándo comenzó su último período, el tiempo transcurrido desde el primer día del último período menstrual normal, la edad menstrual, se utiliza para determinar la edad gestacional del bebé. 

La edad gestacional se expresa convencionalmente como semanas completas. Por lo tanto, un feto de 36 semanas y 6 días se considera un feto de 36 semanas.

Si no sabes la semana exacta en la que estás aquí tienes una calculadora de semanas de gestación: calculadora de embarazo. Si ya conoces en qué semana de embarazo estás, descubre las medidas y el peso de tu bebé en esta tabla de biometría fetal para que puedas orientarte.

Cómo hacer que tu bebé se sienta amado

como hacer que tu bebe se sienta

Hay muchas formas para lograr que tu bebé se sienta amado desde el nacimiento. Se trata de transmitirle que es especial y único. El vínculo afectivo que ya tienes establecido con tu bebé desde la gestiación puedes reforzarlo siguiendo estas recomendaciones:

Mírale a los ojos

Incluso a los bebés recién nacidos les encanta el contacto visual. Al principio, su campo de visión está limitado a unos 20-30cm, así que lo mejor es que mantengas tus ojos cerca de los suyos y lo mires intensamente.

Ponle música

A tu bebé le encanta la música, sobre todo si tuvo ocasión de disfrutar de ella durante su etapa prenatal. Algunos estudios han demostrado que los recién nacidos son capaces de reconocer distintas melodías que escucharon en los nueve meses de embarazo.

Hazle caricias

Tu bebé necesita sentir el contacto físico de sus padres. No es cierto que se malcríen si se cogen en brazos. Al contrario, tu pequeño precisa sentir en su piel que es querido para favorecer su desarrollo emocional y aumentar la confianza en si mismo. Acaríciale cuando llore y mírale a los ojos con ternura. Todas estas acciones quedan grabadas en la memoria del bebé.

Háblale

Tu bebé reconoce perfectamente tu voz, por eso es muy bueno hablarle desde que nace. Cuando tenga seis semanas, habrá aprendido que cada vez que sonríe o gorjea provoca una reacción en los adultos. Si tu bebé contesta y continúa la “conversación”, lo adecuado es que te dirijas a él en el mismo tono y repitas lo que tu bebé ha dicho.

La hora del baño

El momento del baño puede convertirse en un tiempo de acercamiento entre madre e hijo. Tu bebé es muy sensible a los cambios de temperatura y no le gusta quedarse desnudo y pasar frío, por eso tu actitud es clave para transmitirle confianza.

Cómo aliviar los cólicos del bebé

como aliviar los colicos del bebe

Los cólicos del lactante aparecen aproximadamente a partir de la tercera semana de vida prolongándose hasta los 3 meses y suelen cesar de forma espontánea. Es un problema muy frecuente en los bebés recién nacidos, 4 de cada 10 lactantes lo padecen. Te ayudaremos a detectar los síntomas y cómo aliviar los cólicos del bebé.

Síntomas del cólico del lactante

  • Llanto expontáneo e inconsolable. El bebé llora más de 3 horas al día, aunque no sea diariamente pero por lo menos 2 ó 3 veces por semana.
  • Encogimiento de las piernas sobre el abdomen. El bebé acostumbra a cerrar los puños con fuerza y a encoger las piernas.
  • Piel enrojecida.
  • Vientre hinchado.

Una vez diagnosticado que los llantos se deben a los cólicos, conviene no perder la calma y ser conscientes de que se trata de un trastorno leve y pasajero. Hay que procurar calmarlo de la mejor manera posible.

Cómo aliviar los cólicos del bebé

  • Si se alimenta con biberón, es aconsejable utilizar un modelo con tetina anticólicos, ya que ayuda a reducir la cantidad de aire que el bebé traga durante la toma.
  • Es recomendable evitar que tome un exceso de leche o que lo haga demasiado rápido.
  • Conviene hacerle eructar varias veces durante las tomas en lugar de hacerlo sólo al final.
  • Para facilitar la expulsión de gases, resulta muy útil colocarle boca abajo sobre el regazo al mismo tiempo que se la frota la espalda.
  • En casos más severos, el pediatra puede recomendar un tratamiento a base de infusiones digestivas de manzanilla o de semillas de hinojo.
  • En casos más leves, mecerle en la cuna, tomarlo en brazos, cantarle una nana, darle masajes en el vientre y pasearlo en cochecito.

El pediatra indicará si conviene cambiar su alimentación. En la actualidad se ha observado que la utilización de una leche infantil elaborada a partir de proteínas parcialmente hidrolizadas y con un contenido reducido de lactosa puede ser útil, ya que responde a las insuficiencias transitorias de la función digestiva que se suele dar en los primeros meses de vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies