¿Por qué se cae el cabello después del parto?

madre-bebe

El posparto se acompaña de una serie de cambios en el cuerpo de la mujer, uno de ellos es la pérdida del cabello, que aumenta después de nacer el bebé. La cantidad es tan grande que asusta a la mayoría de las mujeres. ¡Tranquila! ¡No te vas a quedar calva!

¿Por qué se cae el cabello después del parto?

El aumento de la caída del cabello después del parto sucede debido a las hormonas masculinas (testosterona), que desaparecen durante el embarazo, mientras que las femeninas (estrógeno y progesterona) están a niveles altísimos. Después del parto, se sufren cambios bruscos de estas hormonas para volver a sus niveles de antes de quedar embarazada y son la gran causa de la pérdida del cabello. Por otra parte, los factores como el estrés y los rápidos cambios de peso también pueden influir en la caída.

Este proceso puede resultar aterrador, pues lo normal es que a diario se caigan entre 100 y 125 pelos, y en el posparto, esta cantidad, puede llegar a multiplicarse por cinco, se pueden perder hasta 500 pelos diarios. La caída incontrolada del cabello suele durar unos 6 meses y remite si no hay otro problema implicado como trastornos de la tiroides, diabetes o anemia.

Así que, no hay de qué preocuparse. Para reducir la caída del cabello aquí tienes unos consejos:

Evita las agresiones en el cabello. Durante la época del posparto, evita la decoloración con amoníaco o tintes que puedan alterar la estructura de tu pelo. No utilices el secador demasiado caliente y evita, también, el uso de la plancha para alisar el cabello.

Mantén un buena higiene del cuero cabelludo. Utiliza siempre productos de calidad. Usa champús, acondicionadores y mascarillas adecuados para tu tipo de cabello. Preferiblemente, de la misma marca, pues entre los artículos que son complementarios siempre existe el equilibrio adecuado.

Come bien. Para prevenir y detener la caída del cabello es esencial tener una dieta con los nutrientes adecuados, si es necesario, consulta con tu médico o nutricionista para que te aconseje de las vitaminas y minerales que necesitas y cómo obtenerlos. La ingesta de líquidos es importante para todos los tejidos, incluyendo el cabello.

Busca el equilibrio de cuerpo y mente. Vuelve a tu peso de antes de quedar embarazada de forma equilibrada, sin altibajos de peso, pues pueden contribuir a la aparición de cambios hormonales que afectan al cabello. Controla tu estrés, por muy difícil que te parezca con la llegada del bebé. Si es necesario, ayúdate de profesionales para lograr el equilibrio, será muy beneficioso para ti, tu bebé y tu cabello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here