Disfruta de la baja por maternidad

mama-bebe-baja-maternidad
La baja por maternidad es un derecho que tiene la mujer después de dar a luz. En la actualidad muchas mujeres consideran que un embarazo puede convertirse en un obstáculo en el plano laboral, en tanto que algunas empresas prefieren contratar a hombres en vez de a mujeres. Sin embargo, la calidad de vida de la sociedad actual es notable, por ello, hoy día las mujeres tienen la suerte de disfrutar de un periodo de baja por maternidad para disfrutar de su hijo, adaptarse a la nueva rutina, poder fortalecer los vínculos familiares y decir adiós a las preocupaciones del trabajo.

El tiempo pasa tan rápido, que en general, cualquier mujer siente que los cuatro meses de baja maternal llegan a su fin antes de lo deseado. En ese caso, ha llegado el momento de pensar en otra opción. La de pedir una excedencia para cuidar del bebé con calma y tranquilidad, e incluso, si puedes, unir los días de baja maternal con los días de vacaciones no disfrutados y que tengas pendientes en el trabajo.

Es bueno que uno de los padres sea el que pase la gran parte del día con su bebé en vez de una niñera. Sencillamente, porque la infancia, es un tiempo único e irrepetible y es una pena que muchos padres se pierdan esta etapa por cuestiones de trabajo. Después de tener un niño es bueno hacer una reorganización de las prioridades para encontrar el equilibrio entre el bienestar económico y el familiar.

La baja por maternidad también es el tiempo necesario para que la madre se recupere físicamente del cansancio del embarazo, del sufrimiento del parto, y del estrés emocional acumulado ante los cambios. Lo mejor de todo es que el padre se implique por igual en las labores de la casa y en el cuidado del niño, sin embargo, aunque se ha avanzado mucho en esta cuestión, todavía son ellas las que asumen más responsabilidades que ellos.

La baja maternal es un tiempo que conviene aprovechar al máximo para disfrutar del bebé, presentarlo a los amigos y familiares con ilusión, hacer planes, y disfrutar de la alegría constante que supone ver crecer a un niño. ¿Cómo recuerdas tú este periodo de tu vida? ¿En caso de que aún no hayas pasado por esa etapa, cómo te gustaría vivirla?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here