Semana 3 de embarazo

 

semana 3 de embarazo medida tamaño y peso

 

🚼 CAMBIOS EN TU BEBÉ

En la semana 3 de embarazo el bebé ya está creciendo y desarrollándose en tu vientre. Ya mide 1 milímetro!

Es tan pequeñín que no notas que estás embarazada. Tu vientre sigue igual que antes. Si bien el bebé acaba de ser concebido, ya está trabajando sin cesar.

El óvulo fecundado pasa por un proceso de división celular. Después de 30 horas desde la fecundación, se divide en dos células, luego en cuatro células y más tarde en ocho, y continúa dividiéndose a medida que se desplaza por la trompa de Falopio para dirigirse al útero.

Cuando llega al útero, este grupo de células tiene el aspecto de una pequeña pelota y se denomina “mórula”. La mórula se ahueca, se llena de líquido y pasa a llamarse “blastocisto”.

Al final de esta semana, el blastocito se adhiere al endometrio, que es la pared del útero. Este proceso se denomina “implantación”.

La implantación en el útero es una conexión esencial, ya que el endometrio proporcionará nutrientes al embrión en desarrollo y será el encargado de eliminar desechos. Con el tiempo, esta zona de implantación se convertirá en la placenta. semana 3 de embarazo

🚺 TUS CAMBIOS Y SÍNTOMAS

En la semana 3 de embarazo, es cuando se lleva a cabo la fecundación del óvulo. Las semanas de embarazo se empiezan a contar desde la última menstruación.

Por lo tanto, la primera semana corresponde a la menstruación y la segunda semana de embarazo a la ovulación.

Es a partir de la tercera semana cuando se produce la fecundación y es ahí cuando se ha producido el embarazo aunque se empiece a contar dos semanas antes.

Seguramente en esta semana no sabes todavía que estás embarazada, pues no se podrá saber hasta la semana 4 de embarazo.

Una semana después de la fecundación, te darás cuenta de que no te ha bajado la regla, y por lo tanto, será tu primer día de retraso. A partir de este momento, es cuando se recomienda hacer una prueba de embarazo.

A partir de la tercera semana de embarazo, los síntomas de embarazo pueden variar dependiendo de cada mujer. Los síntomas más comunes en la tercera semana de embarazo son:

  • Dolor de ovarios
  • Hinchazón del vientre
  • Mareos
  • Cansancio
  • Somnolencia

💬 CONSEJOS

La ingesta adecuada de ciertos nutrientes, como ácido fólico, proteínas, calcio y hierro, es esencial para la nutrición de tu bebé.

El suplemento de ácido fólico –que idealmente has comenzado a tomar antes de la concepción– es de vital importancia, ya que éste ayuda a prevenir defectos del tubo neural (la estructura que da origen al cerebro y la médula espinal), el cual se forma al comienzo del embarazo.

Aumenta el consumo de proteínas durante el embarazo, ya que éstas ayudan a generar tejido nuevo.

Además, el calcio es necesario para la formación de los huesos y dientes. Por lo tanto, asegúrate de ingerir una buena dosis de productos lácteos, verduras de hojas verdes y legumbres.

El hierro es esencial durante el embarazo para mantener el aumento del flujo sanguíneo del bebé. Alimentos como la carne, las legumbres, los huevos y las verduras de hojas verdes son una buena fuente de hierro.

¿Quieres ver más semanas?

Semana 2

Semana 4

semanas de embarazo

Te puede interesar

El resfriado durante el embarazo

LLega el invierno y con él los resfriados. Si ya es difícil hacerles frente, peor será cuando se está embarazada. Las mujeres son más susceptibles a los resfriados durante el embarazo porque su sistema...

El embarazo y los cambios emocionales

Estar embarazada trae altibajos emocionales que causan muchos cambios de humor. El embarazo no sólo provoca cambios físicos a la mujer, sino también cambios emocionales. Puedes reír, llorar, sentir nerviosismo o muchas emociones a...
ventajas y deventajas de estar embarazada en invierno o en verano

Ventajas y desventajas de estar embarazada en invierno o en verano

Existe una gran diferencia entre pasar el embarazo en invierno que en verano, por supuesto no podemos elegir cuándo queremos que esto ocurra, pero vamos a divertirnos un poco viendo las ventajas y desventajas...

Cómo hacer frente al verano estando embarazada

Estar embarazada en verano no es nada fácil, y peor aún si se está en la etapa final del embarazo. Debido a las altas temperaturas se necesita muy poco para acusar el cansancio, el hinchazón...

Prepara tu piel del abdomen y el pecho para que gane elasticidad

Los meses de embarazo constituyen una dura prueba para el tono muscular. El aumento de peso, el crecimiento de las glándulas mamarias y el incremento del caudal de la circulación sanguínea tienen consecuencias en...