¿Qué es el parto de riñones?

parto-riñones
A veces escuchamos términos sobre el embarazo o el parto pero no sabemos qué son, como es el caso del “parto de riñones”.

A 6 de cada 10 mujeres, aproximadamente, se les presenta el bebé orientando su espalda hacia el vientre de mamá y su cabeza bien curvada contra el tórax, quedando la nuca pegada al pubis. La espalda se puede inclinar hacia el lado derecho o hacia el lado izquierdo. En esta situación, la cabeza queda apoyada sobre la región lumbar o, lo que es lo mismo, los riñones. Esta presión, aumentada por las contracciones, hace que el parto sea más doloroso.

¿Se trata de un parto normal?

Sí, no supone ninguna complicación, aunque generalmente son un poco más largos. El bebé tendrá que realizar una rotación de cabeza importante (135º frente a los 45º habituales) para poder situarse en el pubis materno. A veces esta rotación no es posible y, como resultado, el bebé nacerá mirando hacia el techo. A pesar de que el bebé puede nacer así sin problemas, el riesgo de que la mamá sufra un desgarro del perineo aumenta. Para facilitarlo, el médico podrá realizar una episiotomía.

¿Qué posiciones facilitan el parto de riñones?

Mientras las contracciones no son muy dolorosas puedes caminar, agacharte o sentarte en una silla con las manos en las rodillas. El objetivo es disminuir esa presión que se ejerce sobre los riñones. En algunos hospitales se permite el uso de una cuerda o de la pelota. Las posturas verticales permiten que las contracciones sean más eficaces. Si puedes permitirte dar a luz en una piscina, mejor.

En el caso de dar a luz tumbada, la mejor posición es de lado y con la espalda curvada. ¡No te olvides del futuro papá! Él puede facilitarte el asunto dándote un suave masaje en los riñones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here