¿Cómo será mi bebé? ¿A quién se parecerá?

Cómo será mi bebé, a quién se parecerá
Cuando te quedas embarazada (a todas nos ha pasado) sientes la imperiosa curiosidad de saber: ¿cómo será mi bebé? ¿a quién se parecerá mi bebé? pues aquí tienes unas pequeñas directrices que te pueden ayudar a hacerte una idea de cómo puede ser tu bebé:

¿De qué color tendrá el pelo mi bebé?

En el momento de la fecundación los genes de la madre se funden con los del padre para definir los rasgos del bebé. En el caso del color del pelo, el moreno domina sobre el pelo rubio, es decir, lo más normal sería que el color del pelo tienda a ser del color más oscuro de los dos. Los estudios afirman que el rubio y el pelirrojo desaparecerán con los años. Se calcula que la última persona pelirroja nacerá dentro de cuarenta años en Finlandia.

¿Cómo será la piel de mi bebé?

El tono de la piel es hereditario pero no existe ningún color dominante en este aspecto, por lo que lo más probable es que el bebé nazca con la mezcla de los dos tonos de piel. Por lo contrario, los lunares se heredan, si tienes alguno, hay muchas posibilidades de que tu bebé también lo tenga.

¿De qué color serán los ojos de mi bebé?

Respecto al color de los ojos ocurre como en el caso del color del pelo, los ojos oscuros dominan sobre los claros. Si uno de los padres tiene los ojos oscuros, el bebé también los tendrá.

¿Cómo será de alto mi bebé?

El gen que determina la altura no existe, son varios los genes que van a determinar la estatura que alcanzará cuando sea adulto. Por lo general si los padres son altos, él también lo será. Pero, hay que tener en cuenta que en este caso los factores externos juegan un papel importante, como es el ejercicio, la salud, la alimentación… Como ejemplo se puede poner la estatura media de los españoles, que debido a una mejor nutrición y calidad de vida a aumentado en el último siglo considerablemente.

¿Será obeso o delgado?

La complexión corporal se determina por numerosos factores, por regla general de padres delgados hijos delgados y de padres obesos hijos obesos. En este aspecto están involucrados más de 300 genes, pero lo que va a determinar definitivamente la complexión son sus hábitos y la dieta. Puede ocurrir que aún siendo los padres obesos los hijos sean delgados o de peso normal si hacen una dieta sana y equilibrada.

Saber cómo será el bebé o a quién se parecerá es algo que se preguntan muchas veces los papás. Aunque la herencia de la genética y sus tendencias están ahí, ¿quién sabe? el azar es un factor que también interviene. Así que por mucho que se piense y se analice el físico de los padres, no habrá más remedio que esperar…