7 meses de embarazo

 

7 meses de embarazo

7 meses de embarazo

(semanas 28 a 31)

El futuro bebé ha comenzado a acumular grasa y en unas semanas llevarás en tu interior a un bebé más regordete. Al final de este mes podrá llegar a superar los 1,5 kilos y medirá unos 40 centímetros.

Sus ojos y párpados están completamente formados. El iris se colorea con el característico tono gris azulado de los recién nacidos. En los primeros meses de vida, la luz del sol permitirá la formación de pigmentos oculares y sus ojos ira´n adquiriendo su color definitivo.

Sus párpados son cada vez más frecuentes. De hecho, percibe los cambios de luz. Y lo notarás. Si iluminas de forma directa una parte de tu abdomen, seguramente percibas que su cabeza se mueve en dirección a esa luz.

El cerebro funciona de forma muy parecida a la de un recién nacido: las neuronas forman una red que permite la conducción de los estímulos nerviosos y, para que estos mensajes se propaguen rápidamente, alrededor de las fibras nerviosas empieza a formarse una sustancia llamada mielina.

Este proceso, llamado mielinización, será muy intenso hasta el tercer año de vida y continuará, ya de manera más gradual, durante toda la infancia y la adolescencia.

Poco a poco, tu pequeño va adquiriendo grasa corporal y su aspecto no es tan arrugado, aunque su color aún es un poco rojizo.

Durante los nueves meses que dura el embarazo, el útero ensaya los movimientos que realizará en el momento del parto, contrayéndose y relajándose con cierta frecuencia a los largo del día.

En el primer trimestre esas contracciones son débiles, y tú no las sientes, además, porque la posición que ocupa el útero en tu vientre aún es muy baja. Comenzarás a notarlas ahora, cuando su tamaño es lo suficientemente grande como para rebasar la línea del ombligo.

Con cada contracción, la tripa se endurece hasta el punto de que te cuesta trabajo hundir los dedos en la piel, normalmente ocurre después de realizar un esfuerzo o si estás nerviosa. También algunas infecciones -urinarias, vaginales…- son capaces de desencadenarlas.

Aunque pueden resultarte molestas en las últimas semanas, estas contracciones no son dolorosas, ni rítmicas -tal vez sientas dos o tres en media hora, por ejemplo, y no notes ninguna otra hasta pasadas unas horas-, y no duran más de cuarenta o cincuenta segundos.

Las tres características -la ausencia de dolor, la falta de ritmo y su corta duración- hacen que se distingan claramente de las contracciones “de verdad”, las que anuncian el momento del parto.

1 mes de embarazo

2 meses de embarazo

3 meses de embarazo

4 meses de embarazo

5 meses de embarazo

6 meses de embarazo

7 meses de embarazo

8 meses de embarazo

9 meses de embarazo

Te puede interesar

Cómo quedarse embarazada

Parece fácil quedarse embarazada pero las condiciones de la vida moderna, estrés, horarios incompatibles y cansancio a veces, lo hacen imposible.Si te quieres quedar embarazada lo mejor es recurrir a los llamados métodos sinsotérmicos...

Células madre del cordón umbilical. Dudas resueltas

El propósito de esta sección es dar respuesta a todas las preguntas que os planteéis relacionadas con las células madre del cordón umbilical, así como aquellos aspectos relacionados con su almacenamiento y su depósito...
Embarazo y sexo moletias y miedos frecuentes

Embarazo y sexo: molestias y miedos frecuentes

Una de las molestias más frecuentes durante el embarazo es la sensibilidad, el dolor mamario y el cambio en las secreciones vaginales que aumentan en cantidad y modifican su olor y sabor. E l aumento...

4 formas de evitar la incontinencia durante el embarazo

Según un estudio, un 35% de las mujeres embarazadas presenta síntomas de incontinencia urinaria al final del embarazo y un 20% tiene pérdidas tras el parto; y en ambos casos, el riesgo de sufrirla...
cansancio y sueño en el embarazo

Cansancio y sueño en el embarazo ¡Necesito una siesta!

Durante el embarazo, sobre todo al comienzo, en el primer trimestre, el cansancio y el sueño se apodera de ti. No oyes el despertador ni puedes levantarte de la cama. Nunca te has sentido...