El baño diario durante el embarazo

Embarazada en el baño Durante el embarazo tu cuerpo, más que nunca, necesita de un cuidado especial. El baño diario durante el embarazo debe convertirse en un hábito pues tus glándulas sudoríparas durante la gestación tienen una mayor actividad y se suda más de la cuenta. Aquí tienes unos consejos que te pueden ser de utilidad:

  • Procura siempre tener una alfombrilla en el interior de la bañera o ducha y otra fuera para evitar resbalones.
  • Nunca cierres la puerta del baño con cerrojo por si pasara algo y puedan ayudarte; y nunca te bañes o te duches cuando estés sola en casa, intenta que siempre estés acompañada, nunca se sabe.
  • El agua no debe superar los 37º-38ºC.
  • El baño no debe durar más de 10 minutos y terminar con agua tibia.
  • Presta especial atención a tus pechos para prepararlos para la lactancia materna. Lávalos con agua tubia y frótate suavemente los pezones.
  • Después puedes darte unos masajes con aceite o crema hidratante para evitar la formación de estrías en el pecho, abdomen, caderas y muslos.
  • En las últimas semanas de embarazo debes ducharte en vez de bañarte.
  • No son aconsejables las duchas vaginales durante el embarazo pues pueden causarte infecciones.