La hipertensión en el embarazo, un problema de alto riesgo

Hipertensión durante el embarazo

La hipertensión durante el embarazo es una complicación potencialmente grave que debe abordarse de inmediato. La hipertensión o presión arterial alta afecta a aproximadamente una de cada seis mujeres embarazadas. Puede causar parto prematuro y graves complicaciones.

Corren mayor riesgo

– Las madres jóvenes menores de 17 años o más de 35, influyendo si es su primer embarazo.
– Las madres con antecedentes de hipertensión arterial o antecedentes familiares de hipertensión.
– Las mujeres que llevan más de un bebé.
– Las mujeres que tienen sobrepeso, ya sea antes o durante su embarazo.
– Las mujeres que carecen de una nutrición adecuada.
– Las mujeres con problemas de salud, incluyendo enfermedad cardíaca, diabetes o problemas circulatorios.

Complicaciones

La mayoría de las mujeres que desarrollan hipertensión durante el embarazo no lo harán hasta después de la semana 24 de embarazo. La hipertensión puede ser un síntoma de que el bebé está bajo estrés. La presión arterial alta durante el embarazo puede conducir a insuficiencia renal derivada de la maternidad, problemas respiratorios, problemas cerebrovasculares o ataques. Las complicaciones para el bebé son el bajo crecimiento intrauterino, complicaciones de oxígeno y parto prematuro.

Hay otras complicaciones asociadas con la hipertensión durante el embarazo, como son la llamada pre-eclampsia o eclampsia. También se conoce como toxemia del embarazo que se asocia típicamente con síntomas adicionales que incluyen:

– Dolores de cabeza severos.
– Visión borrosa.
– Dolor de estómago en el cuadrante superior del abdomen.
– Ardor de estómago.
– Inflamación, incluida la inflamación excesiva que resulta en el aumento de peso rápido.
– La disminución del movimiento fetal o sufrimiento fetal.

Tratamientos para la hipertensión

Va a tener que acudir a su médico con mayor frecuencia que si fuera un embarazo normal. Le hará pruebas de sangre y varias pruebas de orina para evaluar la función renal. Puede que le pidan hacer reposo en cama durante un periodo de tiempo determinado o hasta el día del parto. Algunas embarazadas tienen que ser ingresadas en el hospital cuando desarrollan problemas de riñón. Y puede que sea necesario inducir el parto para proteger su salud y la de su bebé.

La hipertensión no debe pasar desapercibida. Se trata de un problema potencialmente mortal que debe tratarse urgentemente para proteger la salud y el bienestar de la madre y el bebé!

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here