Dolor en la ingle durante el embarazo

Debido a los extraordinarios cambios físicos que experimenta tu cuerpo durante los nueve meses, es muy común, que en la mitad del embarazo sufras dolores en las ingles (en ambas, o en una de ellas, más frecuentemente en la ingle derecha porque el útero tiende a inclinarse a hacia ese lado). Este dolor es debido a la tracción y estiramiento de los ligamentos del útero causado por su veloz crecimiento durante el embarazo.

Tu útero va creciendo tanto en peso como en tamaño y todos sus ligamentos están contínuamente estirándose y encogiéndose. La progesterona es la hormona de dota de elasticidad a tus ligamentos y afloja tus articulaciones para que se pueda llevar a cabo el proceso del parto.

Es normal que sientas dolores en las ingles después de un intenso día de actividad física en el que has estado haciendo esfuerzos extra, o si por algún motivo, has tenido que estar de pie mucho tiempo.

El dolor, parecido a pequeños pinchazos, suele durar a penas unos segundos y notarás que cesa si cambias de posición o detienes la actividad que estabas haciendo. Es frecuente que sientas estas molestias durante la noche, después de haber cambiado de una determinada postura o después de haber estado haciendo ejercicio.

Para aliviar el dolor

  • Siéntate o túmbate, es lo que más te va a ayudar a cesar esta molestia.
  • Date una ducha tibia.
  • Utiliza una fuente de calor a mediana temperatura para aliviar el dolor. Puedes usar una pequeña manta eléctrica o algo similar.
  • Túmbate del lado contrario al que te esté doliendo y ponte una almohada debajo del vientre y otra entre las piernas.
  • Si tienes estos dolores en las ingles cuando estás más activa, debes disminuir tus actividades diarias, y si ves que vas mejorando, puedes aumentarlas progresivamente.
  • Si te ha dado el dolor y para aliviarlo cambias de posición, hazlo muy despacito para que los ligamentos puedan alargarse de forma gradual.
  • Para evitar tirones en las ingles, cuando rías, vayas a estornudar o toser, intenta echar tu cuerpo hacia delante flexionando ligeramente tus rodillas.
  • Si los dolores son muy intensos y frecuentes, debes consultar con tu médico, es probable que te aconseje ejercicios de estiramiento para prevenir y mejorar las molestias.

Te puede interesar

5 formas de combatir el ardor de estómago durante el embarazo

Se trata de una molesta sensación de ardor en el esófago. Ocurre con más frecuencia durante el embarazo porque la progesterona relaja la válvula de apertura de tu estómago, permitiendo la entrada de parte...
Embarazo y sexo moletias y miedos frecuentes

Embarazo y sexo: molestias y miedos frecuentes

Una de las molestias más frecuentes durante el embarazo es la sensibilidad, el dolor mamario y el cambio en las secreciones vaginales que aumentan en cantidad y modifican su olor y sabor. E l aumento...

Comer con prudencia en el embarazo

Durante el embarazo, muchas mujeres tienen la impresión de que tienen que comer por dos. En términos realistas es necesario agregar aproximadamente 300 calorías adicionales a su dieta cada día durante el segundo y...

5 consejos para el cuidado del recién nacido

Si creías que la etapa del embarazo era la más complicada, estas en un error, debido a que todavía faltan muchas ocasiones donde probablemente tu hijo te haga sentirte llena de temores. Los primeros días...
baño diario en el embarazo

El baño diario durante el embarazo

Durante el embarazo tu cuerpo, más que nunca, necesita de un cuidado especial. El baño diario durante el embarazo debe convertirse en un hábito pues tus glándulas sudoríparas durante la gestación tienen una mayor...