recien nacido

Si creías que la etapa del embarazo era la más complicada, estas en un error, debido a que todavía faltan muchas etapas donde probablemente tu hijo te haga sentirte llena de temores, y los primeros días suelen ser muy complicados, sobre todo porque no sabes en realidad lo que necesita tu bebé, su única manera de expresarse es mediante el llanto y sus movimientos corporales, ante todo esto quiero darte una lista de cinco consejos para un mejor cuidado de tu bebé en sus primeros días:

1. En sus primeros días de nacido, es importante que como madre crees un vínculo con tu hijo, debido a que serás quien estará durante toda su vida apoyándole en todos los aspectos, esto puede influir en su desarrollo físico y emocional. Siempre que puedas abrázale piel con piel, mírale a los ojos y cántale, habla con él, cuéntale lo que vais a hacer, dónde vais a ir…

2. Durante los primeros días tu bebé no tiene un sistema inmunológico fuerte, debido a que éste todavía se está adaptando al exterior del vientre materno, por ello es importante que tomes ciertas medidas para evitar que se enferme como lavarte las manos antes de tocar al bebé, sostener su cabeza y cuello con cuidado, tampoco se debe de jugar bruscamente o zarandear al bebé, dado que a los pocos días de nacido su cuerpecito es muy frágil.

3. Una recomendación que debes seguir al pie de la letra es el cambio de pañales tan pronto notes que necesite que se le repongas, debido a que, si lo dejas mucho tiempo con un pañal muy húmedo y sucio, estarías estimulando una posible dermatitis y en los bebés es muy molesto.
4. Para su aseo es recomendable que solo utilices agua tibia y una esponja natural, debido a que los jabones contienen muchos químicos, estos podrían ser perjudiciales para la piel de tu bebé, irritándola, causando alergias, etcétera. Al bañarlo debes limpiarle suavemente con la esponja y no ejercer demasiada presión o fuerza ya que su piel es muy delicada.
5. Normalmente, los recién nacidos duermen hasta 16 horas al día, por lo que es recomendable que crees un ambiente acogedor con luz tenue, mantengas la temperatura de su habitación entre 21 y 22 grados y reduzcas el ruido lo máximo posible. Duermen en lapsos de 3 a 4 horas y suelen despertarse para comer, cuando se sienten incómodos con el pañal porque está sucio o sienten algún malestar.

embarazo-alimentacion

La alimentación es uno de los temas más complicados, pero es mucho más delicado cuando hablamos de la alimentación de una mujer embarazada. Por lo general, las mujeres que se encuentran embarazadas no llevan un control de su alimentación con un profesional y simplemente, comen lo que creen que es bueno, es ahí donde cometen el primer error, porque hay algunos alimentos que deben ser consumidos con menos frecuencia o eliminarlos de la alimentación, por lo menos mientras estés embarazada. Estos son los 5 alimentos que debes evitar durante el embarazo:

1. Café y Chocolate:
Si bien ambos son ricos, su consumo siempre moderado o bajo es lo más adecuado que podemos hacer, ahora si estás embarazada, de antemano te digo que los evites por completo, estos alimentos tienen una sustancia llamada cafeína, la cual puede ser muy perjudicial para tu salud y afectar al desarrollo de tu bebé, esta sustancia puede provocarte nerviosismo, ansiedad, problemas para dormir, irritabilidad y ritmo cardíaco irregular. Actualmente se sabe que la cafeína puede afectar a tu bebé, aunque científicamente no se ha demostrado puede ocasionar defectos al nacer o provocar un parto prematuro.

2. Embutidos:
Me refiero al jamón, las salchichas, la longaniza, el chorizo… ya que son una fuente alta de grasas, las cuales solo te ayudarán a subir de peso y provocarte enfermedades como la hipertensión arterial, altos niveles de colesterol y triglicéridos, pero también son perjudiciales para adquirir enfermedades bacterianas y parasitarias que pueden poner en grave riesgo a tu bebé, por lo que evita estos alimentos por completo.

3. Lácteos sin pasteurizar: Los lácteos que no hayan pasado a través del proceso de la pasteurización no los debes tomar mientras estés embarazada, debido a que existe un alto riesgo de infectarte de toxoplasmosis o cualquier otra enfermedad que puede perjudicar el buen desarrollo de tu bebé.

4. Golosinas y comida basura: Está claro que no tienen ningún beneficio, al contrario, ayudan a estimular la presencia de enfermedades como obesidad, hipertensión, problemas cardíacos, respiratorios, etcétera. Estos alimentos no te aportarán ningún tipo de nutrientes, solo calorías.

5. Pescados de gran tamaño: No todos entran dentro de este grupo, aquí te destaco el pez espada, el tiburón y el atún, estos son peces que pasan mucho más tiempo en el mar, por lo que han tenido mucho más tiempo para acumular el mercurio, el cual no es eliminado del todo antes de cocinarlo, por lo que si lo consumes estarías exponiendo al tu bebé a un neurotóxico muy fuerte, el cual podría causarle deformaciones o problemas de desarrollo a corto o largo plazo.

hidratacion-agua-embarazo

Embarazada o no, necesitas agua para mantenerte saludable. Tu cuerpo y todos tus órganos esenciales deben tener agua suficiente para funcionar adecuadamente. El agua ayuda a que las vitaminas y los nutrientes lleguen a las células, ayuda a la digestión, elimina toxinas y regula la temperatura del cuerpo. Como dato adicional, nuestro cuerpo está formado entre un 55% y un 65% de agua. Por lo tanto, el consumo necesario de agua es absolutamente crucial.
¿Necesito beber más agua ahora que estoy embarazada?
Sí. Durante todo el embarazo, requieres más agua para satisfacer las demandas de tu cuerpo.
¿Por qué requiere mi cuerpo beber más agua durante el embarazo?
Además de aumentar el volumen de tu sangre a medida que va avanzando el embarazo, la cantidad de líquido amniótico también aumenta, por lo que se exige un mayor consumo de agua. Además, el agua es uno de los factores clave de la leche materna y beber más agua aumenta las posibilidades de una mayor producción de leche.
¿Cuánta agua debo beber durante el embarazo?
Normalmente, una persona debe beber al menos 8 vasos de agua al día, esto equivale a unos 2 litros. Sin embargo, tú que estás embarazada es recomendable que bebas mínimo 10 vasos diarios, unos 2,5 litros. Si estás en época veraniega, debes aumentar la cantidad de agua en unos 3 o 4 vasos más, serían 13 o 14 vasos diarios en verano pues la mayoría del líquido lo pierde tu cuerpo a través de la sudoración.
¿Por qué es importante beber agua en vez de otros líquidos?
La mayoría de zumos y refrescos están llenos de azúcares y no son nada recomendables esas calorías extra. Beber algún vaso de leche, infusiones, etc. pueden ser otras maneras de mantenerte hidratada si no quieres depender sólo de agua. Sin embargo, limita el consumo de bebidas con cafeína, las bebidas gaseosas y azucaradas.
¿Cuáles son los beneficios de beber agua durante el embarazo?
  1. Evita la deshidratación y purifica tu organismo.
  2. Ayuda a aliviar problemas como el dolor de cabeza, la fatiga, las náuseas, etc.
  3. Ayuda en la eliminación de toxinas.
  4. Ayuda a transportar los nutrientes al bebé favoreciendo su buen desarrollo.
  5. Evita la hipertensión.
  6. Previene de infecciones.
  7. Previene el estreñimiento y las hemorroides.
  8. Y mejora el estado de tu piel.

embarazo-posicion-dormir
Seguro que tienes tu particular forma de dormir, como la gran mayoría, pero cuando estás embarazada, decidirte por la postura más cómoda para conciliar el sueño no suele ser la postura que más te gusta, sino la que mejor se adapte a tus “nuevas curvas”.
Si consultas con tu médico cuál es la mejor postura para dormir en el embarazo, seguro que te contestará que en cada una de las etapas del embarazo hay una postura para dormir idónea, algunas posiciones pueden perjudicar tanto a ti como a tu bebé, según la etapa del embarazo en la que te encuentres.
Dormir boca abajo en el embarazo: En un principio esta posición no conlleva ningún riesgo para ti ni para tu pequeño. Pero puede ser muy incómoda cuando estás en los últimos meses de embarazo; por eso es posible que tú misma te decantes por otra postura más cómoda.
Dormir boca arriba, sobre la espalda, en el embarazo: Esta postura no está desaconsejada durante el embarazo, pero deberías evitarla en el último trimestre de embarazo, para impedir que todo el peso de tu vientre aplaste la vena cava inferior, que es la encargada de llevar la sangre desde tus piernas al corazón. Si se comprime esta vena, puedes sufrir mareos, insuficiencia respiratoria y problemas digestivos.
Dormir de lado en el embarazo: Esta posición es la más recomendable para ti ya que evitarás comprimir la vena cava inferior facilitando la circulación sanguínea. Los profesionales de la salud, siempre aconsejan, además, que al dormir de lado, lo hagas del costado izquierdo para evitar que el peso de tu vientre recaiga sobre tu hígado.
Si quieres tener un descanso totalmente reparador, además de dormir sobre el lado izquierdo, puedes poner una almohada entre tus rodillas para estar más cómoda. En el último trimestre tu bebé se dará la vuelta y encajará su cabecita en tu pelvis, por lo que será muy reconfortante para ti utilizar una almohada entre tus muslos.

Es muy común sufrir problemas de acidez, sobre todo al final del embarazo, así que también sería recomendable que utilizaras un almohadón extra para elevar un poco la parte superior del torso y la cabeza para aliviar la acidez de estómago.

Conciliar el sueño durante el embarazo puede que te resulte misión imposible, pero siguiendo estos consejos y con ayuda de unas buenas almohadas podrás descansar mucho mejor.

cigarrillo-electronico-embarazo

¿Esperas un bebé, pero por mucho tiempo has tenido el hábito de fumar y no sabes qué hacer ahora que estás embarazada? ¿Haz pensando en que quizá el cigarrillo electrónico pueda ser la solución a tu problema? Entonces debes leer este interesante artículo sobre el uso del cigarrillo electrónico durante el embarazo y asesorarte bien antes de tomar una decisión, ya que la prioridad en tu estado, es la salud de tu bebé por encima de todo.
¿Qué es el cigarrillo electrónico?
El problema con los cigarrillos electrónicos es que, hasta el momento, no están regulados. Esto significa que no se han sometido oficialmente a ningún estudio exhaustivo para comprobar su seguridad. Sólo sabemos que el propilenglicol, la glicerina vegetal y los sabores contenidos en el líquido del cigarrillo electrónico no son perjudiciales para la salud. Sin embargo, a veces el alcohol que contiene el líquido, incluso en cantidades muy pequeñas, es totalmente contraindicado para las mujeres embarazadas, ya que puede causar el síndrome de alcoholismo fetal.
Algunos cigarrillos electrónicos por lo general también contienen nicotina, agua y glicol de propileno, pero pueden contener otras toxinas escondidas. Sólo la nicotina estrecha los vasos sanguíneos, lo que significa que es menos el oxígeno y los nutrientes que estaría recibiendo tu bebé a través de la placenta, lo cual puede afectar directamente su crecimiento y desarrollo. Ya con esto, sabes que es nocivo el uso del cigarrillo electrónico durante el embarazo, aún  sin conocer todavía, el efecto de los otros químicos.
El glicol de propileno actúa como un portador para la nicotina, el líquido se introduce en una cámara, esto calienta el líquido y lo convierte en un vapor que se inhala; luego un golpe de nicotina va directamente a los pulmones y se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo. El mayor inconveniente es que no se puede estar seguro de qué otras toxinas podrías estar inhalando, incluso si los compuestos están etiquetados.
Algunos cigarrillos electrónicos se venden como “libres de nicotina”, pero la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios, que investiga la seguridad de los dispositivos médicos, encontraron problemas con la calidad y el etiquetado de los cigarrillos electrónicos, tales como:
  • El líquido y el vapor contenían rastros de toxinas, incluyendo los productos químicos que causan cáncer nitrosaminas y formaldehído.
  • En algunos cigarrillos electrónicos que fueron etiquetados “sin nicotina” se encontró bajos niveles de nicotina.
  • Hubo variación en la cantidad de nicotina entre un cigarrillo y otro, por lo que en algunos casos, un individuo puede estar inhalando más nicotina en cada bocanada.

Si deseas reforzar aún más toda la información que acabamos de compartir acerca del uso del cigarrillo electrónico durante el embarazo, te recomendamos tener una sesión con tu ginecólogo. En muchos casos, estos especialistas recomiendan a las mujeres embarazadas, el reemplazo de la nicotina a través de otros elementos, tales como: el uso de chicles de nicotina, parches, inhaladores, comprimidos, pastillas y aerosoles, que aun cuando no se ha comprobado su efecto sobre el feto, si están debidamente estudiados y controlados por los entes sanitarios correspondientes.

deporte-despues-embarazo

El bebé finalmente llegó y ocupa toda tu atención; pero al transcurrir algunos días, te encuentras con el deseo de recuperar tu figura a corto plazo, pero con el miedo de practicar alguna actividad física que resulte inapropiada. En este artículo podrás despejar tus dudas después del embarazo y saber cuándo reanudar el deporte y qué actividad física debes elegir.
Tómate tu tiempo.
Para reanudar la actividad física posparto, el ginecólogo siempre te recomendará esperar por una completa rehabilitación perineal y abdominal; esta rehabilitación sucede entre unos 4 a 6 meses. Sin embargo, tan sólo con 3 semanas después del parto, es posible iniciar algunos ejercicios suaves, e ir incrementando durante esos tres meses, mientras te recuperas totalmente. Esto te ayudará a conectarte progresivamente con tu cuerpo y con tus sentimientos.
Yoga
Cada vez, son más las madres que intentan experimentar con las clases de yoga después del parto. Esta disciplina es una perfecta actividad física para recuperar tu cuerpo después del embarazo, al mismo tiempo, su programa te permite tener un momento de complicidad con tu bebé en algunas actividades que lo involucran. Dentro de esta disciplina, hay sesiones específicas que están orientadas al periodo posparto, tales como:
  • Estiramiento de piernas, espalda y cuello para relajar tu cuerpo
  • Entrenamiento con pesas livianas para fortalecer la parte posterior, el estómago y los glúteos
  • Hundimiento del vientre exhalando el aire totalmente
  • Técnicas de aspiración diafragmática
Método Gasquet
Otra opción muy conveniente es activar el Método de Gasquet, el cual está diseñado especialmente para las madres después del parto. Esta técnica trabaja tres objetivos complementarios, que son:
  • Reequilibra la postura
  • Libera la respiración
  • Recupera el tono de la musculatura abdominal y perineal profunda.
Gimnasio después del parto
Una  vez que hayas superado la etapa de rehabilitación perineal y abdominal acompañada de algunos de los ejercicios mencionados, ya estás lista y llena de energía para recuperar tu cuerpo con resistencia, fuerza y ​​flexibilidad.
  • Comienza por unas dos semanas, una actividad completa de aeróbicos en el agua, esto te ayudará a tonificar tus músculos rápidamente y al mismo tiempo pondrás a tono la respiración.
  • Al cabo de esas dos semanas, ya podrás reanudar con éxito tus clases en el gimnasio de forma regular.
Combina el deporte y el bienestar
Los resultados del esfuerzo de esta nueva rutina de deportes los podrás notar muy pronto. Añade a este esfuerzo un ritual de belleza para complementar tu bienestar, esto lo puedes lograr a través de:
  • Masajes corporales tanto reductivos como reafirmantes y relajantes
  • Exfoliación para eliminar las células muertas del cuerpo y prepararlo para una nueva hidratación
  • Aplicación de cremas y aceites hidratantes, preferiblemente de tipo orgánico
No te quedes mirándote al espejo después de ser mamá, esta es una nueva etapa en la cual deberás descubrir, quizá con un poco más de esfuerzo, la gran variedad de posibilidades que existen para sentirte feliz con tu figura.

¡Vamos! ¿Qué esperas? Ponte tus zapatillas de deporte y dibújate una sonrisa, ahora que ya sabes cuándo comenzar a hacer deportes y qué actividades practicar después del embarazo, para verte bella nuevamente.

pareja-embarazo

Se conoce como aborto a la interrupción del embarazo antes de que el embrión o el feto estén en condiciones de vivir fuera del vientre materno. Sin la intención de caer en el debate que lo respalda o lo rechaza, un aborto es una realidad a la que se enfrentan muchas mujeres y bien vale dar una mirada al hecho de que, pasar por una experiencia de este tipo no implica un desenlace terminante. Para tener de nuevo la oportunidad de generar el milagro de la vida, conoce cuándo te puedes quedar embarazada después de un aborto y las consideraciones que debes tener para hacerlo.
Tipos de abortos:
Estudios revelan que el 25% de todos los embarazos finalizan en aborto espontáneo; de ellos, tres cuartas partes ocurren en los tres primeros meses de embarazo. Algunas mujeres tienen cierta predisposición a tener abortos motivado a la alteración del desarrollo del embrión o del tejido placentario, desequilibrios hormonales, malformaciones y tumores uterinos, de la presencia de enfermedades infecciosas agudas, trastornos psíquicos entre otras condiciones. El carácter espontáneo de este tipo de aborto le confiere un amplio margen de inexactitud, la alta tasa de ocurrencia causa perturbación en la ciencia médica y sobre todo en quien lo experimenta. Cada caso debe ser estudiado y tratado individualmente, a fin de determinar las causas y evaluar las posibilidades de tratamiento para superarlo.
En el caso del aborto inducido o provocado, encontramos que algunos países lo respaldan legalmente cuando se trata de razones: terapéuticas, donde corre riesgo la vida de la madre;  eugénicas, cuando la integridad del feto está comprometida y éticas, cuando el embarazo es producto de una acción delictiva. Sin embargo, al igual que en el caso del aborto espontáneo, se debe evaluar particularmente y determinar la factibilidad de que puedas procurar un nuevo intento de embarazo.
¿Cuándo embarazarte nuevamente?
En respuesta a la pregunta de cuándo te puedes quedar embarazada después de un aborto, para sorpresa de muchas, te informamos que eres fértil en cualquier momento después del aborto, aunque la menstruación puede tardar varias semanas en bajar de nuevo después del evento, esto significa que puedes quedar embarazada de inmediato, incluso si todavía estás teniendo un ligero sangrado.
Si quieres evitar quedar embarazada, es importante que empieces a usar un medio anticonceptivo inmediatamente. Puedes comenzar con cualquiera de los métodos anticonceptivos hormonales (píldoras, parches, anillos, inyecciones, implantes). Si comienzas a tomar la píldora anticonceptiva, se recomienda que utilices un método de barrera (preservativo) durante los primeros 9 días, hasta que las pastillas lleguen a su máximo nivel de protección. Asimismo, puedes usar preservativos u otros métodos de control de la natalidad de inmediato. Se puede colocar un dispositivo intrauterino entre 4 y 14 días después del aborto, aunque todavía presentes sangrado.

Por supuesto, la última palabra la debe tener tu ginecólogo, por lo que es imperativo que antes de tomar cualquier decisión le consultes. Determinar cuándo te puedes quedar embarazada después de un aborto, debe ser producto de una evaluación minuciosa en donde no se deje nada a la ligera y debes examinar todos los aspectos y las perspectivas que tengas al respecto.

embarazada-ventana

El embarazo es un paso importante en la vida de una mujer y muchas veces, es también un período difícil para que tu cuerpo y tu piel puedan asimilar los drásticos cambios que se presentan. Lo más importante al momento de querer concebir, es que entiendas que estar embarazada es una oportunidad para lucir más bella y radiante que nunca. Si quieres saber cómo lograrlo, en esta entrega te traemos 5 maravillosos tips para estar bella durante el embarazo.
Sentirte bella durante el embarazo no es necesariamente algo fácil de lograr y es que cuando nos enteramos del nuevo estado, lo primero que se nos viene a la mente son los kilos, las estrías, la piel de naranja etc… Para contrarrestar todas estas sensaciones, lo primero que debes hacer es no entrar en pánico. Sigue paso a paso todas estas reglas simples que te presentamos a continuación y podrás lucir bella y embarazada a la vez.
1.- La hidratación
Esta es la regla de oro, por lo tanto la número uno. Durante el embarazo deberás mantenerte hidratada al máximo. Existen muchos productos en el mercado para hidratar tu piel, dentro de tus posibilidades económicas, escoge uno de buena calidad, principalmente aquéllos que son para combatir las estrías.
La hidratación también se estimula con el consumo de abundantes líquidos, preferiblemente agua potable y té de hierbas. Elimina las bebidas artificiales, ya que lejos de hidratar, son perjudiciales para tu dieta y tu salud.
2.- Protégete de los rayos solares
¿Estás embarazada en verano? ¡Cuidado! Si buscas relajarte al aire libre, en un café, etc… hazlo, pero protégete de los rayos solares, principalmente el rostro. El sol es el enemigo número uno durante tu embarazo ya que tu piel se mancha con facilidad adquiriendo esa repugnante apariencia de color marrón que luego, con mucha dificultad buscarás de eliminar.
3.-  Ejercítate cada día
No es un secreto que estar activo con los ejercicios es saludable, pero embarazada, es realmente una necesidad imperiosa si deseas verte bella durante el embarazo.  Lo ideal es que realices caminatas durante 30 minutos diariamente para mantenerte en forma o que practiques alguna actividad como el yoga, el cual además de ejercitarte, te ayudará a prepararte para el momento del parto.
5.- Dedícate más tiempo
Para permanecer bella durante el embarazo, deberás dedicarte más tiempo a ti misma. Si está dentro de tus posibilidades, contrata a alguien para que realice las labores del hogar o comparte estas tareas con tu pareja. Dedica más tiempo a arreglar tus uñas, tu cabello, a maquillarte, a vestirte coqueta, a hacer ejercicios. Etc…
5.- Mantén el buen humor y sonríe
Este es un factor imprescindible. Trata de escuchar tu música favorita, de practicar las actividades que te relajan y te entretienen, esto incrementará tu buen humor y en consecuencia, podrás sonreír frecuentemente; lo cual te hará lucir más bella.

Es cierto que todos los embarazos no son iguales y que algunos pueden ser más o menos difíciles de llevar. Por eso es importante que apliques inteligentemente cada uno de estos 5 tips para lucir bella durante el embarazo y seguro podrás recordar esta importante etapa de tu vida, de una forma grata y agradable.

embarazada
Sin duda que es una decisión transcendental, una resolución que requiere de determinación, coraje y energía. Tener un hijo es una experiencia que sólo puede conocer quien la ha vivido; poseer el don de dar vida es algo que implica una gran responsabilidad y retribuye grandes satisfacciones. Si te encuentras en estado de gestación debes tomar algunas previsiones a fin de evitar una situación indeseada. En esta oportunidad vamos a dirigir la mirada hacia el grupo sanguíneo durante el embarazo, un aspecto al cual debes darle la importancia que merece.
Aspectos importantes del grupo sanguíneo:
Para tener una idea precisa, se debe aclarar que toda persona tiene un grupo sanguíneo (O, A, B, o AB) y un factor Rh, ya sea positiva o negativa. El grupo sanguíneo y el factor Rh simplemente denotan ciertas características específicas de la sangre. El tipo de sangre se encuentra en las células rojas de la sangre y en los fluidos corporales. El factor Rh es una proteína que está presente en el recubrimiento de las células rojas de la sangre. Si la proteína del factor Rh está presente en las células, la persona es Rh positivo. Si esta proteína no está presente, entonces la persona es Rh negativo.
Ahora, es en el factor Rh donde debemos enfocarnos, pues existe una posibilidad de presentarse incompatibilidad, en el caso de que la madre posea sangre Rh negativo y su bebé Rh positivo. Durante el embarazo, la sangre de tu bebé puede pasar a tu torrente sanguíneo, especialmente durante el parto. Si eres Rh negativo y tu bebé es Rh positivo, tu cuerpo va a reaccionar a la sangre del bebé como una sustancia extraña y va a crear anticuerpos contra la sangre Rh positivo del bebé. Los anticuerpos anti-Rh pueden atravesar la placenta y atacar los glóbulos rojos del bebé, exponiendo su salud a una disposición nada deseable. 
La incompatibilidad de grupo sanguíneo durante el embarazo puede causar una afección conocida como anemia hemolítica en el bebé, una condición en la cual, los glóbulos rojos se destruyen más rápido de lo que el cuerpo puede reemplazarlos. Si no hay suficientes glóbulos rojos, tu bebé no recibe suficiente oxígeno, con las consecuencias nefastas que esto puede producir. La anemia hemolítica severa puede ser fatal para el niño.
Con el diagnóstico prenatal oportuno y adecuado, puedes evitar los problemas de incompatibilidad Rh. Las pruebas de detección le permiten a tu médico determinar si estás en riesgo de la afección. En caso de estarlo, se te controlará cuidadosamente durante todo el embarazo y se te indicará el tratamiento para evitar complicaciones.
La administración de un medicamento llamado inmunoglobulina Rh puede hacer que tu cuerpo se abstenga de producir anticuerpos anti-Rh, ofreciendo una solución efectiva a la incompatibilidad sanguínea que se pueda presentar, evitando que tu hijo padezca la indeseable anemia hemolítica.

El milagro de la vida no siempre transita por campos floreados y puedes encontrarte con obstáculos que deberás afrontar. La incompatibilidad de grupo sanguíneo durante el embarazo, definitivamente es un aspecto que merece toda tu atención.

embarazada

¿Has decidido tener un bebé, pero hasta ahora no ha sido posible? ¡Tranquila! Lo primero que debes hacer es no caer en desesperación y disminuir la ansiedad. Ciertamente comenzarás con un duro trabajo para lograr concebir exitosamente a tu bebé; aunque no existe ninguna píldora mágica para quedar embarazada de forma inmediata, la buena noticia es que si existen algunos métodos bien efectivos para incrementar tus posibilidades de quedar embarazada. Sigue leyendo y aprende sobre estos métodos y cómo aplicarlos.

1.- Los días adecuados para tener sexo

Esto parece ser lo primero que intentan las parejas que buscan un embarazo, pero lo creas o no, aunque muchos conocen las reglas, no todos saben aplicarla. Si bien es cierto que necesitarás estar ovulando para poder quedar embarazada, es posible que te encuentres dentro de ese grupo de mujeres que ovulan en momentos diferentes y por lo tanto podrías estar calculando tus días más fértiles de forma errónea. Recuerda que un óvulo es fecundable entre las 12 y 24 horas después de la ovulación, por lo que las probabilidades son pocas.

Para cubrir todas las posibilidades de ovulación dentro de tu ciclo, deberás mantener relaciones sexuales al menos tres veces por semana y no limitarte sólo a los días que crees que estás ovulando. Tres veces por semana es la frecuencia ideal ya que si lo practicas por más días, podrías reducir el conteo de espermatozoides, lo cual tampoco es conveniente. Los espermatozoides pueden vivir hasta tres días dentro de tu cuerpo, por lo que aumentarás tus posibilidades de quedar embarazada, incluso si mantienes relaciones sexuales tres días antes de ovular.

2.- Toma la temperatura

Trata de calcular tu ciclo natural, tomando tu temperatura cada mañana antes de levantarte de la cama. A medida que se aproxima el día de tu ovulación, la temperatura corporal se irá reduciendo ligeramente. Si mides tu temperatura durante varios meses, podrás calcular con un poco más de exactitud el día de tu ovulación, y por lo tanto, incrementarás tus probabilidades de quedar embarazada.

3.- Acuéstate sobre tu espalda

Aunque no hay estudios concluyentes de esta teoría, muchos expertos aseguran que tener sexo acostada sobre tu espalda, aumenta tus probabilidades de concebir, inclusive si colocas una almohada debajo de las caderas, estas probabilidades se incrementan aún más. La lógica de esta práctica es la gravedad. Pues acostada boca arriba con las caderas inclinadas, estimularás el flujo de esperma hacia el útero.

4.- Obtén un peso saludable

Varios estudios han demostrado que las mujeres con un índice de masa corporal (IMC) de más de 30 o menos de 20, tienen más dificultades para quedar embarazadas que aquéllas que se encuentran en el rango de 20 a 30, aunque lo ideal es entre 20 y 24. La razón es porque la grasa de tu cuerpo produce hormonas que afectan tu ciclo menstrual, y si por el contrario, estás por debajo de tu peso, también se puede interrumpir tu ciclo natural.

Anímate, despreocúpate y relájate mientras pones en práctica estos cuatro consejos para incrementar tus posibilidades de quedar embarazada. Deberás tratar durante un año con los distintos métodos, sobre todo si tomabas la píldora antes de buscar concebir. En caso de que el resultado haya sido infructuoso, te recomendamos ponerte en manos de un especialista para una evaluación de tu caso.