La negación del embarazo y sus síntomas

0 comentarios
tripa embarazada

La negación del embarazo es una patología que afecta a un gran número de mujeres de todas las edades y de todos los niveles socio-económicos y profesionales, inclusive a aquéllas que ya tienen uno o varios hijos. Te invitamos a conocer más acerca de esta extraña condición psicológica como es la negación del embarazo y sus síntomas.

¿Qué es La negación del embarazo?

La negación del embarazo se define en una situación donde una mujer se encuentra embarazada, pero ésta no es consciente de ello o de una forma más simple, está embarazada sin saberlo;  las consecuencias de esta misteriosa patología, pueden ser verdaderamente dramáticas.

En los casos que se presenta una negación del embarazo, los síntomas habituales que son propios del embarazo, pasan completamente desapercibidos:
  • No presenta náuseas
  • El vientre se mantiene plano
  • Las reglas son regulares
  • El aumento de peso durante el embarazo se mantiene entre 3 y 5 kg
  • La madre no siente movimiento del bebé en su vientre


Esta afección psicológica se encuentra en un embarazo de cada mil y la afectada ignora completamente la existencia del feto en su vientre, por lo que es sumamente arriesgado el hecho de que cualquier evento pueda provocar la muerte del bebé. Inclusive después de dar a luz, difícilmente la madre acepte la existencia del bebé y en muchos casos, la entrega en adopción termina siendo la gran solución al problema.

Actualmente existen dos tipos de negación del embarazo:
  • Parcial: Cuando la mujer se da cuenta antes de dar a luz que está embarazada
  • Total: Cuando da a luz sin ni siquiera saberlo

¿Cómo sabes si tienes una negación del embarazo?

Mediante las pruebas de embarazo, orina y saliva o mediante un examen de sangre. Siendo esta última, la más confiable con un error de 0%.

El análisis de orina es el método más utilizado por las mujeres, éste tiene un índice de fiabilidad del 99%.

Por su parte, la prueba de saliva con un índice de fiabilidad del 98%, sigue siendo el método menos usado, pero podría reforzar un resultado de una prueba de orina, por ejemplo.

El papel del entorno

La negación del embarazo a menudo se produce cuando la pareja no desea tener hijos, por lo tanto, en vista de que los síntomas no son perceptibles en la mayoría de los casos, los amigos y familiares difícilmente notarán tal situación. Pero cuando irremediablemente llega el momento del nacimiento del bebé, se genera un shock en cadena, pues tanto los padres como los familiares, no están preparados mentalmente para enfrentar tal situación, y adicionalmente, no hay nada preparado en la casa para recibir y atender al bebé.

Es por esto que sus familiares y amigos más cercanos son muy importantes en estos momentos, ya que en ellos recae directamente la gran responsabilidad de apoyar a los padres a seguir adelante con la nueva situación y ayudarles a encontrar una pronta atención clínica psicológica para lograr la aceptación del nuevo miembro de la familia, lo cual en muy pocos casos resulta positiva.


Esperamos que este interesante artículo de la negación del embarazo y sus síntomas haya sido de mucho beneficio. Mantente alerta y analiza tu entorno para que puedas ayudar a prevenir alguna situación que pudiera estar generando una evento psicológico como el que acabas de ver.
Leer más...

Lo que debes saber del parto sin dolor

0 comentarios
mama bebe parto

Una afirmación que sirve de fundamento a la tendencia que impulsa el parto sin dolor es: cuando cambies la manera de visualizar el nacimiento, la forma en que darás a luz también cambiará. Pero, ¿es posible un parto natural sin dolor? Existen muchos testimonios que aseguran haberlo experimentado, sin embargo, también existen estudios científicos que certifican la imposibilidad de tener un parto 100% libre de dolor, pero simultáneamente, respaldan el hecho de que si te encuentras física y mentalmente preparada para el parto, se reducen los niveles de dolencia y que al aplicar ciertas técnicas, también es posible tener una experiencia menos traumática. A continuación me centraré en presentarte lo que debes saber del parto sin dolor.

¿Cómo se logra un parto sin dolor?

El punto de partida es el acondicionamiento integral, por un lado se te instruye teóricamente aclarando todos los cambios que va a experimentar tu cuerpo, las etapas del parto y toda la información relacionada con el nacimiento. En complemento, tendrás una  preparación física para el momento del alumbramiento a través de ejercicios de respiración y relajación, que van a favorecer la disminución del dolor y a la vez te podrán advertir de alguna complicación que pudiera surgir.

Algo que debes admitir y reconocer es, que como mujer, tu cuerpo está completamente preparado para dar a luz. Tener un parto natural sin dolor se logra aprendiendo a escuchar a tu cuerpo, en un entorno calmado, seguro y que te genere confianza y certidumbre. Uno de los puntos que requiere un trabajo acentuado es la orientación a superar tus propios miedos, generados muchas veces, por los comentarios de la familia, amigos, películas y hasta la biblia; al punto que sientes pánico al dolor, a las complicaciones, en fin, a lo desconocido. Para calmar estas sensaciones, debes lograr comprender todo el proceso y generar confianza, tranquilidad y entereza.

Recomendaciones

Este no es un enfoque típico para el parto, pero está demostrado que funciona:
  • Aprende y practica los ejercicios prenatales de control de respiración y técnicas de relajación que están dirigidas a evitar el desgarre durante el empuje y la incontinencia urinaria después del nacimiento del bebé.
  • Adiéstrate en técnicas de visualización, prueba algunas posiciones que favorezcan el alumbramiento.
  • Infórmate sobre todo lo relacionado con tu cuerpo: las etapas del parto, la placenta, el útero, las hormonas supresoras del dolor que, en su momento, tu cuerpo va a producir, en fin, conoce todo lo respectivo al parto.
  • Involucra a tu pareja: contar con el apoyo, sustento, cooperación y participación del padre es un asunto de gran importancia.
  • Por supuesto no debes descuidar tu nutrición y procura un ambiente armónico, agradable, cálido y amoroso para la bienvenida de tu bebé.

Tener una expectativa positiva del alumbramiento es una de las virtudes que obtienes gracias al proceso de acondicionamiento; es una meta que engloba el trabajo físico y mental con el claro enfoque de poder llegar a experimentar un parto sin dolor.
Leer más...

Virus del Zika y el riesgo durante el embarazo

0 comentarios
virus zika mosquito

Si estás embarazada, debes informarte muy bien sobre los posibles virus que amenazan a la población, pero muy particularmente sobre el virus Zika, ya que este virus afecta de una forma directa a las mujeres embarazadas, por su posible efecto en la alteración del desarrollo del feto. Te invitamos a informarte más acerca de este amenazador virus del Zika y el riesgo que existe durante el embarazo.

Trasmisión del virus Zika

Este virus es transmitido por la hembra del mosquito “tigre Aedes” infectado y pertenece a la misma familia de los virus del dengue y el chikungunya; este virus se extiende cada vez más en las Américas y el Caribe. Para disminuir las posibilidades de contagio y riesgo en las mujeres embarazadas, las organizaciones de la salud aconsejan a las mujeres en ese estado, evitar su permanencia en las zonas infectadas por este virus.

La microcefalia fetal tiene secuelas graves

La epidemia que se ha desarrollado en Brasil, se traduce en un aumento de los casos de anomalías fetales, especialmente, de microcefalia. Esta anomalía se caracteriza por un tamaño anormal del cráneo, que es posible detectarla a través del ultrasonido, pero una vez presente, esta patología puede causar graves consecuencias, como un retraso mental irreversible.

En vista del aumento de este virus registrado en Brasil, podemos suponer que hay una causa y un efecto, aunque otros factores pueden estar involucrados. Sin embargo, aun cuando la correlación entre la microcefalia y el Zika no se ha establecido formalmente, existen registros de que las infecciones virales si pueden causar malformaciones en el feto.

Proceso de afectación sobre el feto

Aun cuando no está comprobado el riesgo en el embarazo por el virus Zika,  y su responsabilidad directa sobre las microcefalias registradas, si se conoce la forma en que el virus puede llegar directamente hasta feto.

Cuando una mujer embarazada se infecta del virus Zika, éste puede transmitir los agentes infecciosos al feto a través de la placenta. Esta transmisión se produce durante la fase de "viremia", que es cuando el virus se encuentra en el torrente sanguíneo.

Aprende a protegerte a ti misma

Uno de los mayores inconvenientes, es que no es fácil de detectar la presencia del virus, debido a las formas asintomáticas o mínimamente sintomáticas en las que se presenta. Adicionalmente, los signos clínicos se pueden confundir con cualquier gripe viral, éstos son: fiebre, dolor de cabeza, sarpullido o dolor en las articulaciones. Desafortunadamente, no hay ninguna vacuna ni tratamiento curativo contra este virus, por lo que la mejor manera de luchar contra él, sigue siendo a través de la prevención.

En el caso que estés embarazada, debes tomar las mismas precauciones que el resto de la población, pero adaptado a tu situación.
  • Aplica repelente que no afecte el embarazo
  • Usa un mosquitero al dormir
  • Viste ropa de dormir que cubra completamente tu cuerpo
  • Evita los criaderos potenciales, como el agua almacenada o estancada

Toma en cuenta todas estas recomendaciones y continúa atenta sobre las novedades del virus Zika y el riesgo durante el embarazo y no permitas que un virus tan malicioso como el este o cualquier otro virus, atente contra tu salud y el buen desarrollo de tu bebé.
Leer más...

Cuándo se empieza a sentir el bebé

0 comentarios
embarazo embarazada

Aunque tú no lo notes, tu bebé se está moviendo antes de las 14 semanas de gestación. Es tan pequeño que por mucho que se mueva en esas semanas serás incapaz de notar sus movimientos.

Los primeros movimientos fetales, para que lo entiendas, son como un "aleteo", yo misma lo he experimentado así en mis dos embarazos. Son movimientos tan sutiles que tienes que estar muy quietecita y prestar mucha atención para sentirlos.

¿Cuándo se empieza a sentir el bebé?

Algunas mujeres pueden sentir los movimientos de su bebé ya en la semana 15 de embarazo, suele ocurrir cuando ya se han tenido más bebés. En cambio, cuando es el primer embarazo se pueden empezar a sentir en torno a las semanas 20 a 22. Esto varía para cada persona y depende de una serie de factores.

A medida que avanza el embarazo y el bebé va creciendo, los movimientos, por lo general, son más fuertes. En algunas ocasiones notarás verdaderas patadas que te dejarán sin aliento. Además, habrá ciertas horas del día que no sientas sus movimientos, esto se debe a que tu bebé también tiene sus horitas de sueño.

Cuando los movimientos del bebé son rítmicos durante unos minutos, no te alarmes, te parecerán raros pero es que a tu pequeñín le ha dado hipo ;)

Al final del embarazo, el bebé es más grande y tiene menos espacio para moverse, por lo que puedes notar una gran diferencia en sus movimientos, serán más de patadas, codazos… y no tendrá casi espacio para hacer sus divertidas volteretas.

Y para concluir, los movimientos fetales son considerados como un signo de bienestar del bebé. Recuerda que una vez que empieces a sentir al bebé debes estar al tanto y si notas cambios o una disminución en los movimientos puede que algo no marche bien y debes consultarlo con tu médico.
Leer más...

5 dudas sobre el embarazo que pudiste pasar por alto

0 comentarios
embarazo, embarazada

Tanto si es tu primer embarazo como si es tu segundo bebé, tu médico te habrá aconsejado de qué comer y qué evitar, por qué hacer ejercicio moderado es importante y las pruebas que necesitas hacerte durante los nueve meses de embarazo.

Pero seamos sinceras, las visitas al médico son, normalmente, muy cortas, lo que puede hacer que algunas cosas se pasen por alto. Por ello, aquí tienes algunas cosas que deberías saber:

1. Si bebiste demasiado el día que concebiste al bebé

¿Tenías demasiadas copas la noche que te quedaste embarazada? No te preocupes, no eres la única. Según un estudio reciente, el 50% de los embarazos se producen en tal situación. Aunque el alcohol puede afectar a la fertilidad y se debe no beber durante el embarazo, si bebiste cuando concebiste a tu bebé, no tendrá ningún efecto sobre su salud.

2. El sexo durante el embarazo no tiene por qué ser diferente

El sexo durante la gestación puede ser un tema muy embarazoso para ti y puedes evitar consultarlo con tu médico y quedarte con dudas. Si tu embarazo es normal, no hay problema en mantener tus relaciones sexuales como cuando no estabas embarazada. Sin embargo, si tu embarazo tiene alguna complicación, es posible que tengas que modificar tu actividad sexual. Pero lo dicho, si es normal, no hay ningún tipo de problema en mantener tus mismos hábitos sexuales.

3. Sólo se necesitan tres ecografías

Es muy emocionante ver al bebé, seguro que te gustaría verlo casi a diario para ver cómo va creciendo, pero en realidad sólo necesitas tres ecografías durante todo el embarazo. La primera, que se hace entre las 11 y 12 semanas. La segunda entre las 18 y 21 semanas de embarazo. Y la tercera y última entre las 32 y 36 semanas de gestación.

4. Las ecografías no son siempre fiables

Es bueno saber que las ecografías siempre dan estimaciones de las medidas y el peso del bebé con una variación de un 20% sobre los datos que indican. El ultrasonido también es más preciso en el primer trimestre que en el tercero.

5. Sobrepasar la fecha estimada de parto, no significa que sea tarde

En algunos casos, cuando el bebé no ha nacido antes de la fecha estimada de parto, los médicos optan por algún método de inducción del parto, pero esto sucede en raras ocasiones. Si sobrepasas la fecha estimada de parto, no te preocupes, como bien se dice “es una fecha estimada” que puede variar. De hecho, sólo alrededor del 5% de las madres dan a luz el día de su fecha de vencimiento.

La única preocupación que puede haber si el embarazo sobrepasa las 40 semanas es que la placenta no funcione como debería. Sin embargo, es algo que no suele suceder y el médico tiene las herramientas adecuadas para monitorear la salud y el bien estar del bebé hasta su nacimiento y que transcurra sin complicaciones.
Leer más...

Cómo hacer frente al verano estando embarazada

0 comentarios
embarazadas-tomando-el-sol

Estar embarazada en verano no es nada fácil, y peor aún si se está en la etapa final del embarazo.
Debido a las altas temperaturas se necesita muy poco para acusar el cansancio, el hinchazón en las piernas y la ansiedad persistente.

¿Cómo abordar estos problemas? ¿Qué dieta es la más adecuada? Estos son algunos consejos para superar los típicos problemas que pueden surgir durante los meses de verano.

¿Cuáles son los problemas más típicos del embarazo acentuados por el calor?

Piernas hinchadas, problemas para dormir, calambres y ardor de estómago son los síntomas  más comunes.

Para combatir estas molestias lo mejor es hacer largos paseos al menos media hora al día y en las horas de menos calor (a primera hora de la mañana o última de la tarde), esto estimulará la circulación. Durante la noche, trata de mantener las piernas elevadas, tal vez poniendo una almohada debajo de las pantorrillas.

Disminuye el consumo de sal y bebe al menos 2 litros de agua al día para evitar la deshidratación. Otro remedio muy bueno sería refrescar las piernas con agua fría desde los tobillos a los muslos para activar la circulación y prevenir la hinchazón.

¿Qué dieta es la más adecuada?

Durante el embarazo se suda más,  en verano mucho más, en parte porque la progesterona puede aumentar la temperatura hasta un grado más. Por ese motivo puedes perder no sólo líquidos, sino también valiosos minerales esenciales para ti y tu bebé.

Una de las reglas básicas es beber mucha agua, evita sin embargo el té, el café y no hace falta que te recuerde que también el alcohol. Opta por la dieta mediterránea, rica en frutas y verduras, pastas, cereales, legumbres, pescado, aceite de oliva, etc. Aumenta ligeramente el consumo de pescado, ya que tiene un alto valor proteico y es rico en calcio, yodo y fósforo. Sustituye los calóricos aperitivos por fruta fresca acompañada de yogur natural.

¿Qué ropa llevar?

Durante el último trimestre de embarazo se vuelve mucho más difícil vestirse´. Opta por ropa cómoda de tejidos como el algodón y el lino, son más frescos para el verano, y lo más importante, de colores claros. El calzado debe ser cómodo y con un poquito de tacón, de unos tres centímetros sería ideal.

¿Cómo tomar el sol embarazada?

Durante los primeros días de exposición, evita permanecer en el sol durante más de 15 minutos. Usa un protector solar con protección alta (de 30 a 50) para prevenir quemaduras solares y utiliza una crema protectora especial para el rostro para evitar manchas en la piel.

Las mejores horas para tomar el sol sin riesgos son entre las 9 y 11 de la mañana y a última hora de la tarde (de seis en adelante). Y un último consejo, nunca olvides de llevar un sombrero y gafas de sol.

Leer más...